La fuente de La Alamedilla, veinte días cerrada por culpa de los ladrones

La fuente, vallada e inoperativa este martes por la mañana.

Los ladrones aprovecharon labores de mantenimiento para llevarse las caras lámparas especiales que iluminan los chorros de agua de la fuente.

La fuente lúdica de La Alamedilla, uno de los elementos más vistosos que se pusieron en la última reforma del parque, lleva veinte días fuera de funcionamiento por culpa de un robo y de la demora para sustituir los elemenos robados. Una reposición que va a costar cerca de 8.000 euros, pero que se está retrasando.

 

Los hechos se remontan al día 24 de febrero, cuando los operarios municipales empezaron labores de mantenimiento de la fuente. Para ello, se levantaron algunas de las placas que aportan la iluminación a los chorros de agua. Esta situación la aprovecharon los ladrones para llevarse los elementos eléctricos que desaparecieron durante la madrugada de ese día. En total, los ladrones se llevaron diez de los elementos con sus lámparas y parte del cableado, que son los que faltan actualmente en la fuente como se puede apreciar en la imagen que acompaña a esta información.

 

Desde entonces, la fuente está inoperativa y permanece vallada a la espera de que se pueda hacer la reposición de los elemenos robados. Sin embargo, pasan ya veinte días desde entonces sin que se haya procedido a la reparación. El motivo estriba en el tipo de lámparas, un modelo poco convencional, que además tiene un coste elevado: se estima que reponer las diez que han sido robadas costará más de 8.000 euros.