La FPH concursa las intervenciones en San Juan Bautista, en Aranda (Burgos), y San Juan de Letrán, en Valladolid

La Fundación del Patrimonio Histórico licita hoy dos nuevas intervenciones para recuperar el legado cultural de Castilla y León, con una inversión, en conjunto, de casi 700.000 euros, y que permtirá la restauración de la iglesia de San Juan Bautista, en Aranda de Duero (Burgos), y de la fachada de la iglesia de San Juan de Letrán, en Valladolid.



VALLADOLID, 18 (EUROPA PRESS)



En el caso de la iglesia de San Juan Bautista Burgos, que en 2014 será sede de las Edades del Hombre, los trabajos cuentan con un presupuesto de licitación de casi 397.000 euros y un plazo de ejecución de seis meses, según informaron fuentes de la FPH.

Dicho templo acusa deterioro por la suciedad, humedades, grietas, rejuntados de cemento y pérdida de material en cornisas, zócalos, coronaciones y elementos decorativos. La Fundación del Patrimonio Histórico plantea una intervención, fundamentalmente por el exterior, que afectará especialmente a cubiertas, aleros, torre y portada principal.

La restauración se efectuará con la colaboración del Ayuntamiento arandino, la parroquia, el Arzobispado de Burgos, Grupo Leche Pascual, Glaxo SmithKline y Mercadona.

La iglesia de San Juan Bautista es uno de los edificios más antiguos de Aranda de Duero. En su conjunto, es gótico, del XIV, aunque algunas partes debieron de empezar a construirse en el XIII y responden a un románico tardío. Se completa en los siglos XVI al XVIII con la reforma de la portada principal, con una notable arquería gótica y repisas de filigrana, y la fachada norte, cuya portada es la única muestra de plateresco en Aranda de Duero.

292.000 EUROS PARA SAN JUAN DE LETRÁN

Por su parte, la rehabilitación de la fachada de la iglesia de San Juan de Letrán, en Valladolid, tiene un presupuesto de licitación de 292.000 euros y un plazo de ejecución de 8 meses.

Los trabajos buscan rehabilitar la portada y eliminar el muro colindante con la residencia Santa Mónica, de modo que se dignifique y ponga en valor tanto el monumento como su entorno urbano. Esta actuación no sólo recuperará un bien cultural de primera calidad, sino que, al eliminar la barrera física que limita las posibilidades de contemplarlo correctamente, revalorizará un espacio patrimonial de primer orden en Valladolid, en pleno centro histórico, junto al Museo Oriental y la Iglesia de los Filipinos.

La financiación de los estudios previos, redacción del proyecto, dirección de obra y restauración se distribuye al 50% entre la Fundación del Patrimonio Histórico y el Arzobispado de Valladolid, si bien el coste de la eliminación de la tapia, instalaciones y urbanización corre íntegro a cargo del Arzobispado de Valladolid.

La iglesia de San Juan de Letrán de Valladolid, destacable por su fachada barroca, se construyó entre los siglos XVII y XVIII. La fachada principal se levanta hacia 1730, trazada por Matías Machuca, representante clave de la arquitectura barroca vallisoletana del siglo XVIII y arquitecto municipal de Valladolid en aquel entonces, y es quizás el mejor exponente del Barroco dieciochesco en Valladolid. Está orientada hacia el Campo Grande y posee un gran dinamismo.