La formación de los jóvenes, una prioridad para el Ayuntamiento

Escuela Taller. Durante un año, diez alumnos han sido formados en materia de energías renovables.
Mayte García

La utilización de las energías renovables es un negocio con futuro, por eso muchos son los jóvenes que apuestan por encaminar su labor profesional hacia ese horizonte.

El Ayuntamiento de Santa Marta, además de apostar por las energías renovables también apuesta por los jóvenes de la localidad. Por este motivo, el uno de noviembre del pasado año se creó la Escuela Taller de energía solar fotovoltaica Santa Marta foto-Térmica.

Ayer finalizó esta aventura después de un año de duración en la que diez jóvenes de entre 18 y 25 años han sido formados en materia de energías renovables y, en particular, acerca de la energía solar térmica y fotovoltaica.

Durante los primeros seis meses del taller los alumnos recibieron una información teórico-práctica acerca de este tipo de energía. De la misma forma fueron formados en prevención de riesgos laborales, informática y sensibilización ambiental, entre otras materias.

Los últimos seis meses del curso los participantes en el taller han trabajado con un contrato en formación para el Ayuntamiento de Santa Marta. Durante este periodo los alumnos, además de continuar con sus clases, han realizado cuatro obras de instalación de placas solares; tres de ellas térmicas, que servirán para dotar de agua caliente sanitaria a tres edificios públicos del Ayuntamiento de Santa Marta de Tormes, y en uno de ellos, además, se ha instalado una placa fotovoltaica, encargada de generar electricidad a uno de esos edificios.

Además, durante estos seis meses de formación práctica, los alumnos se han puesto en contacto con varias empresas para que les pueda resultar más fácil su inserción laboral y, a la vez, para ponerles en contacto con la realidad más próxima.

Los jóvenes que han participado en la Escuela Taller han conseguido adquirir los conocimientos y habilidades necesarios para conseguir un certificado de profesionalidad, acreditada por un diploma en el que constan las horas lectivas y los módulos cursados en el curso.

Al acto de clausura acudieron Javier Cascante, alcalde de Santa Marta de Tormes; Pedro Grijalba, gerente del Ecyl y Chabela de la Torre, concejal de Economía y empleo de la localidad. Los tres invitados coincidieron en que los jóvenes necesitan, hoy más que nunca, una formación de calidad y un empleo que sea gratificante para ellos, que tenga futuro y que se conviertan en grandes profesionales.

Financiación
Esta escuela taller ha sido subvencionada con 113.005 euros que ha aportado el Servicio Público de Empleo de Castilla y León, Ecyl, con la cofinaciación en un 80% del Fondo Social Europeo. Además, el Ayuntamiento de Santa Marta ha aportado un total de 44.386 euros en concepto de costes de funcionamiento del proyecto, además de para la ejecución de las instalaciones solares térmicas y fotovoltaicas que han realizado los alumnos.