La Fiscalía vasca abre diligencias preliminares para analizar el caso

Espera que el Gobierno vasco le traslade los resultados de su investigación o, si no, los solicitarán.

La Fiscalía vasca ha abierto diligencias preliminares para analizar las circunstancias en las que se produjo la muerte de Anne Ganuza, de tres años, que falleció este pasado lunes en el Hospital Txagorritxu de Vitoria, al que había sido trasladada por su familia, desde su vivienda en La Puebla de Arganzón, en el condado burgalés de Treviño, por un agravamiento de la varicela que sufría.


Los padres aseguraron que Osakidetza no envió a La Puebla de Arganzón una ambulancia y tuvieron que trasladarla en coche al Hospital de Txagorritxu, donde falleció por complicaciones de la enfermedad.

Por su parte, este pasado martes el Departamento vasco de Salud ha iniciado una investigación. El Fiscal Superior del País Vasco, Juan Calparsoro, espera que los datos le sean remitidos al ministerio público por el Gobierno vasco y, de no ser así, se le solicitarán, según ha asegurado en declaraciones a Europa Press.

La Fiscalía vasca ha decidido incoar diligencias preliminares tras recibir un petición del Defensor del Paciente para que investigue la atención sanitaria ofrecida a la niña.

"DESHUMANIZACIÓN"

La presidenta de esta asociación, Carmen Flores, ha dirigido una carta a Juan Calparsoro en la que le adjunta una información relacionada con esta "desgracia" que pone "los pelos de punta al ver a la deshumanización que hemos llegado en el ámbito sanitario".

"Como no puede ser de otro modo, y como Defensores del Paciente, pedimos su intervención con la apertura de investigación de oficio y depuración de responsabilidades que sean lo suficientemente ejemplar para aquellos que con su negativa de auxilio han propiciado de forma presunta la muerte de una niña", ha indicado.