La Fiscalía pide 21 años de prisión para un hombre acusado de la muerte de un empresario en Boal (Asturias) en 2010

La Fiscalía del Principado de Asturias solicita una condena de 21 años de prisión para el acusado de la muerte de un empresario en Boal en 2010. La vista oral se celebrará en la Audiencia Provincial de Asturias, ante un Tribunal del Jurado, en una fecha aún por determinar.
OVIEDO, 4 (EUROPA PRESS)



El acusado es J.J.O.C., nacido en 1952, condenado en julio de 2010 por un delito de robo con fuerza en las cosas a la pena de seis meses de prisión. Se encuentra en prisión provisional desde el 18 de febrero de 2011.

La Fiscalía sostiene que, en fechas no conocidas pero en todo caso a lo largo de 2010, el acusado entró en varias ocasiones en las oficinas de una nave-almacén ubicada en el Alto de la Llaviada, en Boal, denominada Casa Fonso y propiedad de Álvaro Rodríguez Álvarez, para apoderarse de diverso material de construcción y de dinero que estaba guardado en una caja de causales. Para ello utilizaba unas llaves que tenía en su poder, ya que había trabajado anteriormente para él.

En una de las ocasiones el acusado fue sorprendido por Álvaro Rodríguez, que sin embargo no denunció los hechos, aunque reclamó a J.J.O.C. que le devolviera, antes de que finalizara el año, el material y el dinero, que oscilaría entre los 6.000 y los 9.000 euros.

Como el acusado tenía miedo de que Álvaro Rodríguez le denunciara, en la tarde del 10 de noviembre de 2010, salió de su casa y se dirigió a la de un familiar, donde se apoderó, sin su consentimiento, de una escopeta. Con el arma ya en su poder, y llevando munición, un pasamontañas y unos guantes de látex, sobre las ocho de la tarde de ese mismo día fue a la nave industrial y, allí, hasta la oficina, donde se encontraba Álvaro Rodríguez, solo.

Así, la Fiscalía sostiene que el acusado, desde la puerta, sin que conste que mediara ninguna conversación con el empresario, le disparó en una ocasión con la escopeta, con la intención de causarle la muerte. Álvaro Rodríguez no pudo repeler la agresión ante lo sorpresivo del ataque. Acto seguido, J.J.O.C. se aproximó a él, cuando estaba ya tendido en el suelo, y le disparó de nuevo, en la cabeza. Ambos disparos afectaron a centros vitales.

A continuación, el acusado cogió la caja donde se guardaba el dinero y que tenía unos 300 euros y abandonó el lugar. Álvaro Rodríguez Álvarez tenía 52 años, estaba casado y tenía dos hijos.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito de asesinato con alevosía y de un delito continuado de robo con fuerza en las cosas, con la agravante de reincidencia, y solicita que se condene al acusado a 18 años de prisión por el delito de asesinato y a tres años por el robo con fuerza en las cosas.

Se pide además que indemnice a la viuda del fallecido con 116.243,82 euros y a cada uno de sus dos hijos con la cantidad que se acredite en ejecución de sentencia. También se solicita que indemnice al representante legal de la empresa Casa Fonso por el valor del dinero y bienes sustraídos, que se fijará igualmente en ejecución de sentencia.