La Feria Alimentaria echa el cierre en Valladolid con 20.000 visitantes a sus espaldas

J.Á.G.

A lo largo de estas tres jornadas se han sucedido catas, talleres, presentaciones, maridajes o concursos que han contribuido a la divulgación de productos de toda índole ante profesionales del sector.

La decimoquinta edición de Alimentaria Castilla y León cierra sus puertas después de tres días de intensa actividad. Un total de 244 expositores se han dado cita en este certamen que tiene como objetivo ser una herramienta de trabajo para los profesionales del sector: fabricantes, distribuidores y compradores.

 

El número de visitantes acreditados ha sido similar al de 2013, en torno a las 20.000 personas. El perfil de los profesionales que han acudido a la feria incluye empresas de distribución como El Corte Inglés, Gadis, Eroski, etc., pequeños supermercados, compañías especializadas en segmentos como bebidas, cárnicos o congelados, carnicerías, etc.

 

En el sector hotelero figuran tanto grandes cadenas como albergues y hoteles rurales y urbanos. Otro importante grupo lo integran compradores de restauración, tanto de cafeterías y bares como restaurantes, empresas de servicios, catering y colectividades como hospitales y centros educativos.

 

Compañías de importación-exportación, franquicias de alimentación y tiendas gourmet y plataformas de venta on-line son otras categorías registradas como visitantes de Alimentaria Castilla y León.

 

La procedencia de esos visitantes dibuja un mapa con 14 comunidades autónomas españolas y países como Portugal, Bélgica y México.

 

El director general de la Feria de Valladolid, Juan Useros, ha considerado que esta edición ofrecía propuestas interesantes y atractivas para los profesionales “porque tanto los expositores como la propia feria, con la colaboración del Ayuntamiento y la Diputación de Valladolid, hemos apostado por hacer de Alimentaria Castilla y León un escenario de trabajo con formatos adaptados según las particularidades del producto”.

 

Así, a lo largo de estas tres jornadas se han sucedido catas, talleres, presentaciones, maridajes o concursos que han contribuido a la divulgación de productos de toda índole ante profesionales que trabajan día a día en el sector de la alimentación o la restauración.

 

CERTAMEN NACIONAL DE GASTRONOMÍA

 

En la última jornada del jueves se celebraron las pruebas de coctelero, sumiller y maître del Certamen Nacional de Gastronomía, en las que obtuvieron el triunfo los representantes de Castilla y León, Aragón y Canarias, respectivamente. El burgalés Rubén Hermoso se hizo con el triunfo en la categoría de cóctel, por delante de Navarra y Cantabria, representadas por José Munil y Óscar Solana, que ocuparon el segundo y tercer puesto.

 

El mejor sumiller fue Ismael Ardid; el segundo lugar lo ocupó el representante de Canarias, Hugo Pérez, y el tercer puesto fue para Rubén Rocha, de Extremadura. En la categoría de maître el ganador fue Julián Quintero, de Canarias, seguido de Miguel Ángel Negredo, de Aragón, y el segoviano Francisco Javier Monedero.