La Federación estudia diferentes opciones para encuadrar a los equipos en los 4 grupos de Segunda B

Fotos: Chema Díez

Los equipos de Castilla y León (Guijuelo, Cultural Leonesa, Zamora y el posible nuevo equipo en Salamanca) no quieren perder el grupo de Madrid pero el Burgos prefiere el vasco por cercanía,

La Real Federación Española de Fútbol ya trabaja en la composición de los cuatro grupos de la categoría de bronce del fútbol español, Segunda B y lo hará, casi con total probabilidad, con la línea continuista dela pasada temporada.

 

Este hecho favorece, y mucho, a los intereses de todos los equipos de Castilla y León menos el Burgos, que desea enrolarse en el grupo de los vascos porque su ubicación en el mapa hace que los desplazamientos sean menores y trastoquen mucho sus planes.

 

Por su parte, Guijuelo, Cultural Leonesa, Zamora y el equipo de Hidalgo en Salamanca, en caso de que se cree uno nuevo, quieren seguir perteneciendo al grupo madrileño porque los viajes son más cortos y hay una proximidad geográfica mayor que con el norte pese a que los partidos sean por la mañana.

 

Por su parte, los equipos asturianos y los gallegos tienen la misma preferencia y están deseosos de contar en el grupo con madrileños y castellano y leoneses porque los desplazamientos son mejores y porque la dureza de los rivales es menor al no ser tan rocosos como los vascos. El equipo canario tampoco abandonará el grupo madrileño para facilitar así los desplazamientos y enlaces con la capital de España.

 

Por otro lado, Andalucia monopoliza su grupo con totalidad ya que cuenta con numerosos equipos, al que quieren unirse Murcia, Extremadura y Castilla – La Mancha pretenden pertenecer, quedando el Grupo III formado casi en exclusividad por los conjuntos catalanes, valencianos y de las islas baleares, con la excepción del Lleida Epsortiú que preferiría seguir en el de los vascos porque sus desplazamientos son más cómodos, como en la pasada temporada.

 

No obstante, la decisión de la Liga y de la Federación Española de Fútbol, depende de los avales que se presenten como fecha límite el 5 de julio, lo que ocurra con el Guadalajara y la posibilidad del nuevo equipo de Juan José Hidalgo en Salamanca, ya que estos hechos podrían variar los grupos en caso de posibles descensos o desapariciones, pero desde los organismos parecen reacios a 'tocar' los grupos del año pasado aunque introduzcan las pequeñas modificaciones ya planteadas.

 

El objetivo es que el calendario y los grupos no se demoren mucho en el tiempo para que los equipos puedan planificar la temporada.

 

Aparte de todos estos condicionantes, la decisión de la LFP y la RFEF sobre el futuro del Guadalajara, el pago de los avales el próximo viernes y lo que ocurra con la UD Salamanca y el Xerez marcarán la composición de los grupos. Aunque existen varias opciones más, entre los equipos han empezado a moverse y estas son las tres propuestas que las federaciones territoriales manejan, aunque con algunos posibles cambios mínimos que acomodarían a algún equipo, por cercanía en otro grupo, rompiendo la norma no escrita de la RFEF, de no romper comunidades.