La Federación Española establece una nueva normativa para evitar la refundación de clubes

(Foto: Chema Díez)

El organismo del fútbol español crea una cláusula que dice que los clubes refundados deberán abonar sus deudas federativas contraídas con el nombre anterior, a partir del 1 de julio.

La UD Salamanca sigue teniendo un futuro incierto y la idea de refundación o reconversión del club toma fuerza, y más aún después de la declaración de intenciones de Juan José Hidalgo, quien dejó bien clara su postura al respecto.

 

Pero la posible reconversión o refundación del club, o lo que es lo mismo, cambiar el nombre a la entidad y empezar de cero en todos los aspectos, parece que ha encontrado un obstáculo en la ley, con una nueva cláusula que se comenzará a aplicar el próximo 1 de julio, por lo que si se ejecuta antes, quizá Hidalgo pueda 'librarse' de la deuda anterior del club, hecho que aún se desconoce.

 

Así las cosas, la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) ha establecido una nueva norma o cláusula que pretende evitar la proliferación de clubes endeudados que cambien su denominación para evitar pagar la deuda contraida con anterioridad. Así, destaca que los clubes que quiebren deberán abonar todas las deudas federativas, según la nueva normativa que entrará en vigor el próximo 1 de julio.

 

Además, la nueva norma de la Federación establece que, cuando un club "desaparezca o deje de existir como tal sin liquidar sus deudas, será el club de nueva creación el que deberá hacerse cargo de todas las deudas", lo que deja claro que el cambio de nombre será lo de menos.

 

De este modo, la nueva sociedad o club creado deberá hacerse cargo de los impagos federativos y de los sueldos de todos los trabajadores del club siempre que dispute sus partidos en el mismo campo de fútbol, tenga el mismo domicilio social o utilice un escudo y camiseta similares, que es la intención de Hidalgo en el club salmantino.

 

En resumen, que cualquier tipo de actividad del nuevo club que tenga que ver con el anterior será motivo de abono de la deuda contraída hasta ese momento, según establece el artículo 104 del nuevo reglamento de la RFEF.

 

No obstante, si esta actividad se realiza antes del próximo 1 de julio, quizá la ley no contemple el nuevo reglamento que comenzará a tener vigor a partir de esa fecha. La incertidumbre y las dudas siguen en el aire pero la Federación ya ha tomado cartas en el asunto ante los casos del pasado como el Burgos o el Lleida.