La Federación de Asociaciones Vecinales pide diálogo a las partes y mesura al Ayuntamiento en el conflicto de Auvasa

La Federación de Asociaciones Vecinales de Valladolid ha pedido diálogo a las partes y mesura al Ayuntamiento para resolver el conflicto de Auvasa, cuyos trabajadores llevan a cabo paros en defensa de sus derechos laborales.
VALLADOLID, 5 (EUROPA PRESS)



Las asociaciones vecinales, según lo han trasladado en un comunicado recogido por Europa Press, muestran de manera unánime su "respeto y solidaridad" con la decisión tomada por los trabajadores de ir al conflicto laboral en defensa de sus derechos y han pedido a los usuarios afectados comprensión con los trabajadores pese a las "molestias".

Asimismo, la Federación pide a la parte empresarial que promueva el dialogo y llegue a un acuerdo que resuelva el conflicto "evitando los perjuicios ocasionados a los ciudadanos, especialmente a quienes precisan a diario del servicio de transporte que presta Auvasa para acudir a sus puestos de trabajo, de estudio o acudir a centros médicos o asistenciales".

Las asociaciones vecinales reprueban actos como dejar de pagar el billete o las agresiones a los autobuses, pero aún más las amenazas del alcalde de Valladolid de "meter a la policía en los autobuses para controlar a los usuarios".

En la misma línea, ha criticado también las manifestaciones empresariales alarmando sobre el supuesto estado "caótico y de quiebra" de Auvasa y erigiéndose en "salvadores de la misma", sugiriendo apartar del Consejo de Administración a políticos y representantes sociales para dejar en sus manos "profesionales" toda la gestión, lo que a las asociaciones vecinales le suena a privatización.

Ante ello, la Federación ha recordado que todas las cuentas son públicas y están avaladas por auditorías externas, que todas las memorias anuales, firmadas por su presidente, el concejal Manuel Sánchez, reconocen valía profesional de los trabajadores y que no existe ninguna empresa pública dedicada al transporte público que tenga superávit al ser todas deficitarias por definición al primar en sus objetivos el servicio social que prestan y no el lucro.

"Las amenazas de la empresa y la Alcaldía nunca producirán buenos resultados. Lo razonable y sensato es minimizar el conflicto para evitar que el conjunto de la ciudadanía, y también los trabajadores, salgan perjudicados", ha reconocido la Federación, quien en esta línea cree "obligatorio" que ambas partes se sienten, "debatan con serenidad" y que la decisión final se respete "en beneficio de todos".