La FAPE se opone al "desmantelamiento" de los medios públicos por parte de algunas administraciones

La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) ha denunciado que la reforma laboral ha "animado" a distintas administraciones a acometer planes de reestructuración de sus medios públicos que se están materializado en "el desmantelamiento de los servicios públicos de información, en unos casos con el objetivo de privatizarlos y en otros con la intención de cerrarlos".
MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) ha denunciado que la reforma laboral ha "animado" a distintas administraciones a acometer planes de reestructuración de sus medios públicos que se están materializado en "el desmantelamiento de los servicios públicos de información, en unos casos con el objetivo de privatizarlos y en otros con la intención de cerrarlos".

La FAPE ha señalado que el último medio afectado por este tipo de iniciativas es la cadena madrileña Telemadrid, con un proyecto que prevé el despido de 925 trabajadores, un 80 por ciento de la plantilla, y que se une a los ERE que están "deshaciendo las redacciones de los medios públicos".

La federación ha compartido el comunicado de las secciones sindicales del Ente Público Radio Televisión Madrid (RTVM), que señala que el número de despidos planteado es "inaceptable puesto que supondría el cierre efectivo de la radio televisión pública madrileña". "Idéntico proceso", según la FAPE, que el que atraviesa RTVV, que tras la presentación de un ERE recortará 1.195 puestos de trabajo, y el de otras televisiones autonómicas.

"La FAPE siempre ha defendido la existencia de unos medios públicos gestionados con la máxima integridad e independencia de los gobiernos de turno, a fin de ofrecer un servicio a los ciudadanos basado en los intereses generales y no en los de partido y en altos principios éticos", ha indicado la federación.

En el aspecto económico, la FAPE ha abogado por una gestión de los medios público "con rigor y austeridad" y ha respaldado las movilizaciones de los trabajadores de estos medios en la defensa de sus empleos y de la puesta en marcha de planes de viabilidad que no supongan el "desmantelamiento de los redacciones y de los servicios de interés general que deben impulsar con independencia, objetividad y pluralidad".

Para afrontar esta crisis, ha apostado por la profesionalización de la gestión, la creación de un plan estratégico que establezca los recursos de producción (interna y externa) y los aspectos financieros, dote de más recursos a los servicios informativos y establezca la rendición de cuentas de los responsables de la cadena.

La FAPE ha denunciado, asimismo, que los responsables de las empresas con planes de despidos recurren a la ocultación de información y a las "amenazas a fin de extender el miedo por la plantilla y dividir a los trabajadores".