La factura del 'caso piscinas' sigue engordando: 129.000 euros para Tejares

(Imagen de archivo)

Adjudicadas las obras de mejora en la piscina de Tejares, una factura más para cubrir el 'agujero' de 6,6 millones por permitir a la anterior concesionaria que no hiciera mantenimiento.

El 'caso piscinas', el agujero de 6,6 millones de euros por la falta de mantenimiento de las piscinas municipales, sigue engordando la factura que le va a tocar pagar al Ayuntamiento de Salamanca por no haber vigilado el cumplimiento del contrato. Este lunes se ha aprobado una nueva partida de 129.000 euros para arreglos en la de Tejares que se suma a otros más de 488.000 euros en modificados en La Aldehuela y Pizarrales y que sigue sumando al desaguisado que se dio a conocer el año pasado.

 

Las obras de mejora se han adjudicado a Construcciones y Obras Nervion S.L. por 129.806,14 euros. Se renovará el edificio de vestuarios tanto externa como internamente, se realizarán importantes mejoras en los pavimentos exteriores y se facilitará la accesibilidad con la reforma de la rampa y las dos escaleras de bajada. También se intervendrá en el cerramiento de la parcela y en el patio de la zona de instalaciones donde se colocará una solera de hormigón con pendientes y recogida de aguas pluviales.

 

Esta actuación se suma a las numerosas que el Ayuntamiento ha acometido en el último año y medio. En una primera fase se gastaron 1,5 millones de euros en diversas actuaciones que afectaron a la totalidad de las piscinas, y en los últimos meses se han contratado varios modificados para hacer mejoras en las piscinas de La Aldehuela (135.000 euros) y Pizarrales (353.000 euros), además de la previsión de más actuaciones por un montante total de casi un millón de euros.

 

 

6,6 MILLONES EN OBRAS

 

El equipo de Gobierno ha vendido estas actuaciones como mejoras y reformas, pero la oposición considera que es una manera de intentar tapar el coste de las obras de rehabilitación que hay que hacer porque la anterior concesionaria, Eulen, no las hizo en su día. Según un informe de los técnicos municipales, el Ayuntamiento no llevó a cabo la vigilancia del contrato, la concesionaria no cumplió con su obligación de mantener las instalaciones (las gestionó durante 15 años) y el resultado fue un deterioro valorado en 6,6 millones de euros"El Ayuntamiento de Salamanca no ha actuado con la diligencia debida", decía el informe.

 

Para sufragar este enorme 'agujero', el Ayuntamiento pactó con la nueva concesionaria que se hiciera cargo de parte de las actuaciones, por valor de 2 millones de euros, pero el resto saldrá de las arcas municipales siempre y cuando no se logre que la anterior empresa que gestionaba las piscinas abone lo que sea de su responsabilidad. El PSOE obligó al equipo de Gobierno a llevar a cabo la reclamación.