La fachada de la USAL al desnudo

Comienzan los trabajos para estudiar el estado de deterioro de la fachada del Edificio Histórico

Los trabajos para estudiar el estado de deterioro de la fachada de la Universidad de Salamanca han comenzado este lunes y se mantendrán durante toda la semana con el fin de “conocer al detalle” las estructuras y las posibles grietas y oquedades en este monumento plateresco.

Estas labores se enmarcan dentro de la primera fase de estudios, que continuarán después de Semana Santa, según el coordinador del proyecto Óscar Buj, con la colocación de un andamio en toda la portada.

Esa instalación estará presente tres o cuatro meses, con el fin de dar respuesta a otras dudas sobre su estado, y entonces se sucederán otros estudios. Incluso, se está barajando la posibilidad de analizar la composición interna de la piedra con un georadar.

Posteriormente, en torno a la primavera de 2013, se prevé que comience, ya con toda la información obtenida de los estudios previos, las tareas de rehabilitación del inmueble gracias a la Fundación Patrimonio Histórico de Castilla y León y la colaboración de la Universidad de Salamanca y Enusa.

Según el arquitecto de la Fundación del Patrimonio Histórico, Joaquín García, la zona más deteriorada del inmueble, que necesita “una intervención importante y preventiva”, es la zona alta debido a la presencia de aves.