La fábrica remolachera de Toro cierra sus puertas con 20.000 toneladas recibidas más de lo previsto

Ha dado por concluida su campaña de producción en las fábricas del norte, donde el total de remolacha recibida ha sido de 1.095.936 toneladas con un 18,06% de polarización media.

La Azucarera de la localidad zamorana de Toro ha cerrado este sábado la recepción de remolacha de la campaña 2012/13 con 20.000 toneladas más de lo previsto, lo que sitúa el total en 111.238 toneladas.

  

En esta última fase, la siguiente a la reapertura de la fábrica el 25 de abril tras la parada por las lluvias, el centro ha valorado los resultados como "extraordinarios" en un comunicado remitido.

  

"La azucarera tuvo que interrumpir la molturación de Toro y Miranda a pocos días del fin inicialmente previsto de la campaña, debido a las incesantes lluvias que impidieron al agricultor entrar al campo a sacar la raíz", han recordado en este sentido las fuentes de la información.

  

Ahora, con el fin de las entregas de Toro, el centro ha dado por concluida su campaña de producción en las fábricas del norte, donde el total de remolacha recibida ha sido de 1.095.936 toneladas con un 18,06 por ciento de polarización media.

  

Por otra parte, el rendimiento promedio expresado en 'remolacha tipo' fue de 108 toneladas por hectárea, lo que supone que, además de haberse superado la producción del año pasado, se ha confirmado un nuevo récord en Europa --donde se ha reducido un seis por ciento la producción anual en comparación con el periodo precedente--.

  

"Se concluye de esta manera una campaña histórica en la que se ha consolidado la fortaleza y la seguridad del cultivo pese a las adversidades climatológicas acaecidas", han señalado en este sentido las fuentes de la información.

  

Ahora, finalizada la recolección de 2012-2013, terminan también las siembras de la campaña 2013-2014, sobre la que los expertos ya han adelantado que se observará un descenso respecto al año pasado, "debido sobre todo a las enormes dificultades encontradas por los agricultores para preparar las tierras en los meses de marzo y abril".