La equipo ya hace cuentas pensando en la salvación y necesita 6 victorias

SOBRE 50 PUNTOS. Sigue sosteniendose como la cifra mágica que permite la permanencia y la UDS tiene 30.
Teresa Sánchez

El vestuario blanquinegro ya hace cuentas pensando en evitar la zona de máximo peligro. Si hasta no hace mucho se pensaba en sumar para acercarse a la cabeza, ahora los cálculos que salen del vestuario de los jugadores unionistas, encabezados por los más veteranos y los que más batallas acumulan en Segunda División, cifra en seis o seite victorias las necesarias para no tener problemas. La experiencia de las últimas temporadas sitúa en los 50 puntos la frontera para permanecer en Segunda –tan sólo el Racing Ferrol ha bajado con esa cifra en los últimos nueve años–, y al equipo salmantino le faltan 20 para tener la llave de la permanencia. De esta forma, y si los cálculos responden a lo sucedido en campañas anteriores, el equipo estaría salvado si gana un partido de cada tres puesto que aun restan 18 jornadas por disputarse.

Urge sumar de tres en tres cuanto antes y más si, como sucede las dos próximas semanas, enfrente se encuentra con equipos –Las Palmas y Real Murcia–, que pueden ser rivales directos por evitar el descenso y que ahora mismo están por detrás de los charros en la clasificación. Posteriormente el calendario depara compromisos que pueden tornarse muy delicados si antes no se consiguen resultados positivos estas próximas semanas, como una salida al campo del Nástic de Tarragona –capaz de lo mejor y de los peor esta temporada–, y la visita del actual líder de la categoría, la Real Sociedad.