La empresa devolverá el dinero de los cursos a los usuarios de la piscina de Garrido

Los problemas en la caldera de la piscina municipal han provocado el cierre de las instalaciones del barrio Garrido de Salamanca, a la espera de solucionar todas las incidencias.

Los usuarios de la piscina de Garrido de Salamanca, que contaban con diferentes abonos o cursos ya pagados y que no han podido disfrutar, recibirán la compensación económica correspondiente por parte de la empresa concesionaria.

 

Así lo han indicado desde la propia empresa con el fin de compensar de alguna manera a los usuarios de la piscina por este trastorno después de la avería registrada en la caldera y que ha servido, además, para adecuar las instalaciones tanto en el tema del agua como el ambiente con el fin de cumplir con la normativa existente. Así, hasta finales del mes de enero las instalaciones no retomarán la actividad normal.

 

Más información, en las recepciones de las instalaciones, o en las oficinas centrales de Piscis UTE, sitas en la C/ Prado 13, entreplanta A.

Noticias relacionadas