La empresa de asesoramiento financiero de Chabela de la Torre cobra 350 euros la hora a sus clientes

Javier Iglesias y Chabela de la Torre (Foto:F.Rivas)

La firma de la que la diputada y concejala ha ocultado que tiene un 20% cobra un mínimo de 3.500 por el valor de la cartera asesorada y un 10% sobre la revalorización que consiga. Se dedica a asesorar sobre inversiones y estrategia de empresa, especialidad que podría entrar en conflicto con su ejercicio en Economía y Hacienda en la Diputación.

350 euros/hora, porcentaje sobre la revalorización que se obtenga y sobre el tamaño de la cartera que se gestiona. Este es, a grandes rasgos, el precio que pone por sus servicios la empresa de asesoramiento financiero de la diputada Chabela de la Torre y de la que poco se ha sabido hasta ahora, ya que la representante del PP ha obviado su participación en esta empresa en sus declaraciones de bienes e intereses tanto en la Diputación de Salamanca como en el Ayuntamiento de Sanat Marta de Tormes.

 

Según consta en la información pública que figura en la Comisión Nacional del Mercado de Valores, Ecomt Eafi, S.L., que es la firma en cuestión, tiene una tarifa mínima de 350 euros/hora por asesoramiento y porcentajes en función de la revalorización y la cuantía de la cartera de valores que los clientes pongan en sus manos. Precios que otorgan un perfil alto a las labores de asesoría que ofrece esta empresa, de la que De la Torre tiene un 20% según los datos públicos de la CNMV. Una situación que no ha sido corregida desde que TRIBUNA de Salamanca dio a conocer la participación de De la Torre en la empresa, al tiempo que tampoco la diputada ha subsanado la ausencia de esta situación, tener intereses en una empresa de asesoramiento financiero, importante teniendo en cuenta que tiene responsabilidad en materia de economía y hacienda tanto en la Diputación como en el Ayuntamiento tormesino.

 

Según las tarifas, para acceder a los servicios de Ecomt Eafi en materia de asesoramiento en inversión hay que abonar un 1% del valor de la cartera de valores que se va a gestionar, con un mínimo de 3.500 euros, a lo que hay que sumar un 10% de la revalorización obtenida y 350 euros por cada hora dedicada al trabajo de asesoramiento. El porcentaje sobre el valor de la cartera es anual, se abona en períodos pactados con el cliente y depende del valor medio de la cartera durante el año; la revalorización se paga una vez al año, aplicando el 10% sobre la diferencia entre el valor a 1 de enero y el de 31 de diciembre, restando las aportaciones. A todos estos precios hay que añadir impuestos.

 

Y, ¿a qué se dedica la empresa? Pues fundamentalmente al asesoramiento en materia de inversión y en materia de estructura societaria, estrategia industrial y, concretamente, el asesoramiento en materia de adquisición y fusión de empresas; también incluye los instrumentos financieros de riesgo y contratos de opciones de futuro.

 

La dedicación fundamental, a asesorar en materia de estrategia industrial e inversiones, podría entrar en conflicto con las atribuciones de Chabela de la Torre en la Diputación de Salamanca, donde gestiona todo lo relacionado con la Economía y Hacienda como pueden ser las subvenciones a las empresas o las ordenanzas recaudatorias. Además de diputada delegada del área de economía y hacienda coordina el Organismo Autónomo de Recaudación desde donde se tiene acceso a los datos económicos de todas las empresas de Salamanca.

 

Según la normativa de la CNMV, la empresa de la que participa De la Torre tiene que llevar un registro de operaciones personales de los administradores, empleados y apoderados o del empresario individual y de los conflictos de interés que hayan surgido o puedan surgir en el desarrollo de sus actividades. No existe información pública sobre este extremo.

 

El pasado día 12 de marzo TRIBUNA de Salamanca desveló que la diputada provincial Chabela de la Torre había obviado de su declaración de bienes y de la de intereses, obligatorias ambas, su participación en esta empresa de asesoramiento financiero, Ecomt Eafi, S.L. en la que figura en los datos de la CNMV con una participación del 20% junto con Eduardo Carabias García y Óscar Carabias Huete, con un 55 y un 25%, respectivamente. La diputada no refleja esta situación ni en su declaración de actividades e incompatibilidades de mayo de 2013 ni en la de bienes del mismo mes y la corrección que hizo en septiembre. Y tampoco lo hace en su declaración de bienes e intereses para el Ayuntamiento de Santa Marta, donde la casilla para la participación en empresas figura vaíca. Chabela de la Torre declaró por escrito y bajo responsabilidad personal que “los datos reflejados en la declaración son rigurosamente ciertos y comprensivos de la totalidad de mis bienes patrimoniales”.