La emisión de Masterchef en Salamanca reunió a más de 3 millones de espectadores

(Foto: RTVE)

Los concurantes tuvieron que realizar dulces de todo tipo en Salamanca, además del tradicional hornazo, y venderlo por las calles de la capital en una de las pruebas más duras hasta ahora.

Más de 3 millones de personas (18% de cuota de pantalla y 3.044.000 espectadores) estuvieron frente al televisor en la emisión del programa de Masterchef que se grabó en Salamanca semanas atrás.

 

Fue una de las pruebas de exteriores más dura hasta el momento, ya que además del madrugón de los concursantes, estos tuvieron que elaborar los dulces típicos de Salamanca en tres obradores, además del tradicional hornazo y, lo que es más difícil, venderlos por las calles de la capital. El equipo que venció fue el negro, capitaneado por José Luis.

 

Una vez concluida esta prueba, y ya en el plató, la prueba de eliminación, consistente en la reproducción de un postre de uno de los maestros, dejó a una de las favoritas eliminada: Reichel tuvo que abandonar las cocinas de Masterchef.