La eliminación de documentos en la Diputación afectó a expedientes clave en la trama de corrupción

La máquina para destruir documentos que ha usado la Diputación.

El PSOE no tiene ninguna duda de que, según las explicaciones del equipo de Gobierno, expedientes fundamentales para aclarar las irregularidades que afectan al vicepresidente de la Diputación acabaron en la trituradora.

La confirmada eliminación de expedientes de contratación se hizo en los días previos a que se conociera el caso y afectó a papeles que podrían ser fundamentales para descubrir la trama. Una decisión que va a dificultar las tareas para conocer el alcance de un escándalo que apunta directamente al vicepresidente de la Diputación, Carlos García Sierra, diputado de Fomento durante la etapa bajo sospecha; y al equipo de Gobierno de Javier Iglesias, ya que también durante su mandato, concretamente hasta 2012, se produjeron contratos presuntamente irregulares.

 

El diputado socialista Manuel Ambrosio Sánchez ha puesto sobre la mesa una cuestión que ya ha salido a la luz, el hecho de que la Diputación ha reconocido la destrucción de papeles coincidendo con las denuncias de corrupción; una destrucción que ha afectado a contratos, en la que no se ha hecho una lista de la documentación eliminada y por lo que la Diputación, tanto quien lo ordenara como quien lo ejecutara, habría cometido un delito. El diputado socialista ha asegurado que "este modo de actuar es muy grave" y tiene claro por qué se ha hecho. "Puede impedir averiguar si se ha procedido correctamente en las adjudicaciones", ha dicho.

 

El motivo es que se ha eliminado la parte de los expedientes que documenta las ofertas de las empresas que han sido rechazadas, de modo que no sería posible saber de manera directa si cumplían requisitos técnicos y si sus ofertas eran mejores que las de las adjudicatarias. Quedan, eso sí, lo informes técnicos, "pero quien ha sido responsable de la mayoría de informes técnicos es el director de Fomento, que ha sido apartado".

 

Al ser preguntado sobre si algunos de los documentos necesarios para esclarecer la trama de corrupción en torno al director de Fomento y al vicepresidente de la Diputación podrían haber acabado en la trituradora de papel, el diputado socialista ha sido claro: "Según la explicación de Francisco Albarrán (el diputado que la ha dado en comisión), es muy posible que sí". "Sabemos que se llevó a cabo los días previos a la rueda de prensa del presidente de la Diputación", ha añadido Sánchez.

Noticias relacionadas