La economía regional se acelerará este año hasta el 3,4 por ciento y el paro bajará un 2,2 por ciento

La economía de Castilla y León se acelerará a lo largo de 2015 hasta el 3,4 por ciento, desde el 1,4 por ciento registrado el pasado año, gracias al empuje de la industria y los servicios, y en menor medida, de la construcción, según el informe de Funcas. 

No obstante, a lo largo del próximo años 2016 el crecimiento en la Comunidad se moderará hasta el 3,1 por ciento debido al menor dinamismo de los servicios y la construcción y a pesar de que la industria seguirá "ganando vigor".

En cuanto al PIB real per cápita, se prevé que aumente más que en el resto de las comunidades autónomas, tanto por el crecimiento del PIB como por el descenso de la población, ya que Castilla y León es la comunidad que registrará una mayor caída de la población (-0,7 por ciento) en 2015 y 2016.

Este hecho también tendrá repercusión en los niveles de empleo ya que la tasa de paro se reducirá 2,2 puntos porcentuales en 2015 y 2,6 puntos en 2016, por lo que se situará en el 18,6 y 16 por ciento, respectivamente.