La economía española registra capacidad de financiación por primera vez desde 1997

La economía española experimentó en los cinco primeros meses del año, por primera vez desde 1997, una capacidad de financiación por importe de 2.487 millones de euros, en contraste con la necesidad de financiación de 14.309,3 millones contabilizada en igual periodo de 2012.

 

La capacidad o necesidad de financiación de la economía se mide a partir del saldo agregado de las cuentas corrientes y de capital. Así, el déficit acumulado de la balanza por cuenta corriente se situó en 1.209,7 millones de euros en los cinco primeros meses de este año, lo que representa un descenso del 92,4% respecto a los 15.997,5 millones registrados en el mismo periodo de 2012.

 

Esta disminución se debió principalmente a la "notable" corrección del déficit comercial y a la mejora de los saldos de rentas y de servicios, mientras que el déficit de la balanza de transferencias corrientes se incrementó ligeramente.

 

En concreto, el déficit de la balanza comercial se situó hasta mayo en 2.768,1 millones de euros, un 79,3% menos que en el mismo periodo de 2012, con las exportaciones creciendo al 8,6% y las importaciones bajando al 2,4%.

 

Según el Banco de España, la reducción del déficit comercial se explica por la "apreciable" ampliación del superávit no energético y, en menor medida, por la disminución del déficit energético.

 

En la balanza de servicios, el superávit ascendió a 12.752,5 millones de euros, un 12,9% más que un año atrás, como resultado de la ampliación tanto del superávit del turismo y viajes como de otros servicios.

 

Así, el superávit de la rúbrica de turismo y viajes alcanzó los 10.468,2 millones en los cinco primeros meses del año, un 5% más que en igual periodo de 2012, mientras que el saldo de los otros servicios contabilizó un superávit de 2.284,3 millones de euros, un 72,9% más.

 

El déficit de la balanza de rentas, por su parte, disminuyó hasta los 5.716,9 millones de euros hasta mayo, frente a los 8.645,8 millones del mismo periodo del año pasado, en tanto que la balanza de transferencias corrientes aumentó ligeramente hasta 5.477,3 millones, un 5% más.

 

SUPERAVIT EN LA CUENTA DE CAPITAL

 

Por su lado, el saldo de la cuenta de capital, que recoge, entre otros conceptos, las transferencias de capital procedentes de la UE, contabilizó un superávit de 3.696,7 millones de euros, frente a los 1.688,2 millones del mismo periodo del año pasado.

 

Entre enero y mayo, las operaciones financieras de los distintos sectores residentes, excluido el Banco de España, medidas por el saldo de su cuenta financiera, originaron entradas netas de capital por valor de 40.345 millones de euros, frente a las salidas de 165.064,2 millones de un año atrás.

 

En consecuencia, los activos netos del Banco de España frente al exterior aumentaron hasta mayo en 48.553,5 millones de euros, en contraste con el recorte de 176.612,9 millones registrado en los cuatro primeros meses del año pasado.