La DO Arribes hará una potente promoción en Salamanca en 2011

La Denominación de Origen (DO) Arribes realizará una potente promoción y una apuesta decidida de sus vinos en Salamanca a principios el presente ejercicio 2011, con el objeto de “ser profeta en la tierra” y potenciar el consumo del producto en el lugar de origen “porque no tenemos nada que envidiarle al resto”, sentencia Carlos Capilla, gerente de la DO Arribes.
Chema Díez

Además de este punto fuerte, desde la Denominación también apostarán por una gran publicidad acudiendo a la feria Prowein en Alemania, evento al que asisten muchas empresas del sector para promocionarse y darse a conocer en el ámbito internacional.

Así lo reconoce también Carlos Capilla, quien asegura que su mercado es más amplio fuera que dentro de nuestras fronteras. “Vendemos más en el extranjero que en España y Salamanca, y por eso queremos hacer una mayor promoción en la provincia. Lo que buscamos es que la gente no pida un Ribera del Duero aquí, sino que se decante por un vino de la tierra, que también son muy buenos. También queremos que cuando un turista se interese por un vino, le recomienden uno de la DO Arribes”.

Para el gerente de la DO, la promoción girará sobre tres puntos fundamentales: “Los medios de comunicación, el mundo de la política y el de la hostelería; todo ello con el objeto de dar la mayor difusión posible a nuestros vinos”.

Por otro lado, desde la DO aseguran que el mercado puede levantar el vuelo en un corto periodo de tiempo y que ya empieza a notarse más alegría, pero moderada en el consumo de este producto.

En cuanto al futuro, Carlos Capilla señala los dos puntos claves por los que debe apostar el sector: la calidad y el precio. “Es muy importante ofertar un vino de calidad y vigilar su relación con el precio, porque si el consumidor pide una botella de un vino que le gusta, a lo mejor opta por una segunda si tiene un valor asequible aunque deje la mitad. Son dos conceptos básicos para el sector en la actualidad”.

Finalizando la vendimia
Además, en lo que se refiere a la cosecha de uva para esta campaña, tan sólo queda una bodega por terminar la vendimia, y con ella se cerrará la campaña, que puede incluso superar las previsiones de recogida que apuntaban a los 1,2 millones de kilogramos.

Este año no se ha producido ningún altercado y la recogida se ha hecho de forma ejemplar porque el tiempo también ha respetado y se ha realizado en unos parámetros de tiempo normales. No hay que olvidar tampoco que, hasta el momento, la DO Arribes está formada por un total de 14 bodegas, a la espera de que otras dos o tres confirmen su presencia en la misma.

Así, esta marca salmantina encara el futuro con un mayor optimismo y con la seguridad de que el trabajo al final termina dando sus frutos.