La disminución de la ingesta de hidratos de carbono reduce la recurrencia del cáncer de mama

Investigadores de la Escuela Geisel de Medicina de la Universidad de Dartmouth, en Hanover, New Hampsire, Estados Unidos, han encontrado que la reducción de la ingesta de hidratos de carbono podría disminuir el riesgo de recurrencia del cáncer de mama entre las mujeres cuyo tejido tumoral es positivo para el receptor de IGF-1.

 

El estudio, 'El riesgo de recurrencia del cáncer de mama asociado con la ingesta de carbohidratos y la expresión de tejidos de los receptores de IGF-I', se publica en la edición de julio de la revista 'Cancer Epidemology Biomarkers & Prevention'.

 

"Hay un creciente cuerpo de investigación que demuestra la asociación entre la obesidad, la diabetes y el riesgo de cáncer", afirma la autora principal de este trabajo, Jennifer A. Emond, del Departamento de Medicina Comunitaria y Familiar de Dartmouth. "Hay similitudes entre las vías biológicas que subyacen a todas estas condiciones y hay evidencia para sugerir que alguna sobreactivación del eje del factor de crecimiento similar a la insulina, que eleva la disponibilidad de IGF1 en la sangre, puede indicar un pronóstico pobre entre los sobrevivientes de cáncer", añade.

 

Se han encontrado receptores de IGF1 en el tejido tumoral de mama y la expresión de estos receptores puede contribuir a la resistencia al tratamiento entre los sobrevivientes de cáncer de mama. Dado que la dieta puede afectar a la activación de la insulina, los investigadores se preguntaron si podría afectar al pronóstico del cáncer de mama basado en la expresión del receptor de IGF1 en el tejido del tumor de mama primario.

 

Utilizando un enfoque inusual, este estudio combina dos factores implicados en el crecimiento del tumor, el consumo de hidratos de carbono y el estado del receptor de IGF1, para probar si la sobreactivación de la insulina/eje del factor de crecimiento similar a la insulina puede afectar al cáncer de mama. Dado que los carbohidratos estimulan la vía biológica que puede aumentar las concentraciones de IGF-1, los investigadores se centraron en el consumo de carbohidratos.

 

Las mujeres analizadas formaban parte de un ensayo más grande llamado 'Estudio de Alimentación Saludable para la Mujer y la Vida' (WHEL), llevado a cabo entre 2001 y 2007. "Hemos encontrado una asociación entre el aumento de la recurrencia del cáncer de mama en mujeres con un tumor primario de cáncer de mama que es positivo para el receptor de IGF1, que es consistente con otros estudios", afirma Emond.

 

"Hemos visto que una mayor disminución de la ingesta de hidratos de carbono se asocia con una reducción de la recurrencia del cáncer de mama para estas mujeres", sentencia. Así, se trata del primer estudio en sugerir que podría ser factible personalizar las dietas recomendadas para los sobrevivientes de cáncer de mama según las características moleculares de su tumor primario.

 

Se necesita más investigación para confirmar estos resultados puesto que "todavía hay preguntas sin respuesta", como qué tipo de alimentos que contienen carbohidratos pueden ser los más importantes a reducir por parte de los sobrevivientes de cáncer de mama, según esta experta.