La directiva de Cecale pide explicaciones a Terciado por haber cobrado de proveedores cuando era presidente

Jesús Terciado, en un acto de Cepyme.

Crecen las voces en el seno de la patronal autonómica que exigen que se trate un asunto que consideran grave. Buena parte de la directiva espera hablar de la cuestión y plantea que se pida la devolución de los fondos mal usados y la censura de las actitudes del expresidente.

No se espera su presencia, pero el expresidente de Cecale Jesús Terciado puede recibir hoy un nuevo voto de censura por las prácticas que llevó a cabo mientras presidió la organización. Conocida ya la auditoría de cuentas que confirmó el gasto de 40.000 euros en tarjeta y hasta 11.000 en un solo año en gastos de representación y con las organizaciones provinciales asfixiadas por la aportación extra de 1,8 millones para salvar la patronal autonómica, donde ha habido que despedir a la mitad del personal tras la gestión de Terciado, el empresario abulense puede ver cómo la organización que llegó a controlar por completo le pide cuentas de algunas de sus decisiones.

 

El motivo es la aparición en prensa este lunes de informaciones que confirman que Terciado cobró de dos proveedoras de Cecale por hacer trabajos con una de sus empresas. El empresario abulense no ha negado que Tecrucyl, sociedad controlada por él, facturara casi 180.000 euros en tres años al grupo Tecopy y a Fragua Gestión, dos empresas a las que Cecale contrataba por cifras millonarias. Así lo desvela el diario 'El País' en una información de la que se ha hecho eco TRIBUNA.

 

Según ha podido saber este medio el asunto, por el que Terciado habría estado cobrando de empresas a las que, como presidente, daba contratos va a ser uno de los puntos calientes de la junta directiva que se celebra esta mañana en Cecale. Una de las organizaciones provinciales ha solicitado formalmente que se incluya en el orden del día en una reunión nada ordinaria, ya que está previsto que se aprueben las cuentas del último año. Y las tornas han girado de tal modo que una mayoría de las asociaciones coinciden en que el asunto es de suficiente gravedad como para pedir explicaciones.

 

Según ha podido saber TRIBUNA, un buen número de integrantes de la junta directiva considera que la reunión de hoy es la ocasión y el foro idóneo para tratar esta cuestión, un asunto que muchos de los consultados están convencidos saldrá a la palestra tarde o temprano. Eso sí, dejan la decisión en manos de la mayoría de la junta, que se ha mostrado remisa a censurar las decisiones y comportamientos de Terciado mientras ostentó la presidencia de la patronal autonómica.

 

Algunos de los consultados van más allá y se remiten a lo revelado en al auditoría interna por KPMG, donde se deja claro que los cargos en las tarjeta del presidente cuando Terciado ocupaba el cargo y los gastos de representación se elevaron por encima de lo que era habitual antes de su llegada. En algunos casos, los miembros de la directiva no atacan tanto la gestión de la patronal o el gasto en decorar despachos como el abuso de los gastos de representación y tarjeta. "Si alguien hace un mal uso de cualquier instrumento se debe exigir que lo devuelva. Los medios que se ponen a disposición son para quién son y hay que utilizarlos para lo que hay que utilizarlos", comenta un interlocutor consultado.

 

En este sentido, algunas organizaciones consideran que Cecale debería actuar en las dos cuestiones denunciadas en las informaciones periodísticas aparecidas en los últimos años: el abuso en los gastos de representación y compatibilizar la presidencia con relaciones empresariales como proveedores de la organización. En el primer caso, muchas voces consideran que la patronal autonómica debería exigir la devolución de lo que se demuestre se ha usado mal, caso de gastos cargados en domingos o en actos que no tienen nada que ver con la representación de Cecale. Y en el segundo, actuar para que no se puedan producir situaciones de trato de favor.