La dirección general de Trabajo investigará todos los ERE de suspensión de jornada en la provincia

Se pretende evitar situaciones ilegales para que no haya trabajadores sin contrato

La crisis económica actual está provocando numerosos ajustes en las administraciones públicas, que se han puesto manos a la obra con el objetivo de evitar fraudes y situaciones ilegales en la contratación y en las empresas que están ubicadas en la provincia de Salamanca.

Así lo han confirmado fuentes consultadas por este diario de la dirección general de Trabajo de la Junta de Castilla y León, cuyo objetivo principal es la investigación de los Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) de suspensión de jornada, para evitar que una persona esté trabajando varios meses, sea despedido y vuelva a ser contratado, aunque en el tiempo de despido pueda seguir trabajando para dicha empresa sin contrato, y por tanto, defraudando a la Seguridad Social.

Pero no todo queda ahí, porque el sindicato de los funcionarios C-SIF en el ámbito nacional ha alertado de la posibilidad de que a partir del próximo mes de septiembre se comiencen a producir ERE en los ayuntamientos de toda España, incluidos los de Salamanca.

TRIBUNA ha contactado con la Administración regional y por hasta el mes de mayo no se había producido ningún tipo de ERE, por lo que habrá que esperar para conocer tal noticia aunque sí es cierto que existe temor entre los profesionales de los diferentes consistorios de la provincia a que estas medidas puedan ejecutarse.

En ese caso, deben ser confirmadas a la dirección general de Trabajo de la Junta de Castilla y León.