La dirección de la cárcel se compromete a tratar en el Hospital al preso Juan Carlos Jurado

Miguel Montes Neiro, el preso más antiguo de España, y el hermano del preso estuvieron en Topas desde las 05.00 horas del lunes

“Estamos muy satisfechos por el compromiso adquirido por la dirección de la cárcel de Topas de trasladas y tratar desde hoy, al preso Juan Carlos Jurado en el hospital de Salamanca”. Así de orgulloso se ha mostrado el preso que más tiempo ha pasado en una cárcel española, Miguel Montes Neiro quien, acompañado por el hermano del preso, José Gabriel Jurado, han estado en Salamanca para protestar “pacíficamente” por esta situación que ellos consideran injusta.

De hecho, Montes Neiro y Jurado llegaron a la cárcel de Topas a las 05.00 horas del lunes procedentes de Málaga con una pancarta de apoyo al preso que arrastra una lesión el pie de su estancia en la cárcel malagueña y de la que no se había tratado. “Lo pedimos por humanidad, para que el chaval cumpla lo que le queda de condena de la manera más digna posible y si es necesario, que le operen de la lesión que tiene en la pierna desde hace muchos meses y que le impide hacer vida normal”, señala Neiro.

Una vez allí, a las 08.00 horas llegaron personalidades de la dirección de la cárcel, que atendieron al hermano del preso y le comunicaron su decisión de atenderle desde hoy mismo en el Hospital, no sin antes portar una pancarta en la puerta de la cárcel en defensa de Juan Carlos Jurado.

Después de muchas gestiones y de trámites burocráticos, Miguel Montes Neiro y José Gabriel Jurado se han mostrado muy satisfechos con el compromiso que han adquirido por parte de la dirección de Topas, así como “todo el apoyo de la gente y de los medios que comunicación, que también han influido para que este tema se arreglase”, destaca Neiro.

Sin duda, la presencia del preso que ha estado más tiempo en una cárcel española ha sido clave para seguir avanzando en el objetivo de tratar médicamente al preso Juan Carlos Jurado ya que es un fenómeno mediático y él se ha enfrentado en sus propias carnes a situaciones similares.

No hay que olvidar que este preso fue trasladado a la cárcel salmantina con motivo de varias agresiones que se produjeron en las cárceles de Sevilla y Málaga, donde se produjo la lesión en el pie y no fue tratado. Ahora, en Salamanca, la dirección de Topas ha adquirido la promesa de llevarlo hoy a cabo.

Ya bien entrada la tarde, Montes Neiro y el hermano del preso abandonaban Salamanca con la satisfacción de haber conseguido un objetivo que han peleado durante mucho tiempo.