La Diputación vertebra Arribes tras invertir 3,8 millones en vías

Visita. La presidenta de la Diputación, Isabel Jiménez, comprobó el resultado de las obras ejecutadas por PAS en la carretera que une Encinasola de los Comendadores, Villasbuenas y Barruecopardo
MIGUEL CORRAL

La presidenta e la Diputación, Isabel Jiménez, comprobó ayer el resultado de la segunda fase de las obras de acondicionamiento de la carretera DSA-570, en el tramo comprendido por las localidades Encinasola de los Comendadores-Villasbuenas-Barruecopardo, proyecto ejecutado por la empresa Pavimentos Asfálticos Salamanca, S. L. (PAS) y que ha supuesto una inversión de 2.700.000 euros.

Con esta obra de 13 kilómetros y “muy necesaria”, como apuntó Jiménez, se completa el proyecto de acondicionamiento de este acceso iniciado hace dos años en el tramo de seis kilómetros comprendido entre la CL-517 (Salamanca-La Fregeneda) y Encinasola de los Comendadores, y cuyo coste tuvo un alcance próximo a los 600.000 euros financiados a través del programa Interreg de fondos europeos.

Con la ejecución de este tramo, la Diputación Provincial logra vertebrar de manera eficaz el Parque Natural Arribes a excepción de la conexión con la comarca del Abadengo desde Barruecopardo, tramo que a pesar de que su estado no se encuentra deteriorado en exceso, presenta gran sinuosidad por la orografía del terreno, influenciada ésta por el río Huebra, y por tanto, insalvable.

A la actuación sobre la DSA-570, la Diputación Provincial suma en los dos últimos años el acceso al Parque Arribes por su parte norte, en la localidad de Villarino, y la comunicación del apéndice que supone la ubicación de Mieza con respecto a la DSA-580, a la altura de La Zarza de Pumareda. Según recordó la presidenta, en ambas actuaciones la institución provincial ha invertido algo más de 500.000 euros.

En lo que respecta a este último proyecto sobre la DSA-570, el ingeniero de la Diputación, José Ignacio García, “la DSA-570, antigua CV-105, está clasificada en el Plan Provincial de Carreteras como parte de la red primaria estructurante con una estimación de circulación media de 153 vehículos diarios”.

Incluida en el Plan Provincial de Carreteras 2007-2009, el presupuesto base de licitación de las obras partió de 2.450.000 euros para ser adjudicadas finalmente a la empresa PAS en 2.100.000 euros, cifra a la que cabe añadir 507.000 euros en concepto de expropiaciones, por lo que el “presupuesto total estará en 2.751.000 euros”, aseguró el técnico.

Actuaciones especiales
A lo largo de los cinco meses reales en los que se han desarrollado las obras, “se han ejecutado nueve tramos nuevos en variante con 3,6 kilómetros de carretera completa nueva”, todo ello condicionado por la sinuosidad del trazado, con curvas peligrosas y firme deteriorado. Así, de los cinco metros de anchura media de la calzada, se ha pasado a 6,20 metros y arcenes de un metro a ambos lados, lo que configura un nuevo ancho total de la vía de 8,20 metros.

Como actuaciones especiales en la DSA-570, cabe destacar las realizadas para salvar los arroyos de Valdehigal y Valdecepo, que han necesitado de nuevas estructuras de hormigón. Asimismo, ha resultado necesario retranquear un tramo y reponer un cruce de una conducción de abastecimiento de agua perteneciente al sistema Huebra-Cabeza de Horno.