La Diputación tiene sin convocar los exámenes de tres de las bolsas de empleo dos meses después de suspenderlos

Imagen de las colas que se formaron en el registro para apuntarse a las bolsas de empleo el pasado marzo.

La Salina ha anunciado la fecha para las pruebas de la bolsa de técnico del bibliobús, un servicio que lleva tiempo parado por falta de personal. Y tiene pendientes otras tres, entre ellas, la de auxiliar administrativo a la que se apuntaron 2.100 personas.

La Diputación de Salamanca ha tardado en recuperar las bolsas de empleo y ahora, dos meses después de suspender los exámenes para elaborar las listas de cuatro especialidades, y con el verano casi olvidado, va a retomar el proceso. La suspensión dejó 'colgados' a cerca de 2.500 aspirantes que son los que se apuntaron a las cuatro especialidades que quedaron aplazadas a finales de julio, sin que se pudiera terminar el proceso y convocar siquiera alguna plaza.

 

Ahora se retoma el proceso con la selección para técnico de biblioteconomía, los puestos para el Bibliobús que han generado bastantes críticas porque, según la oposición, el servicio lleva meses parado por falta de personal y los vehículos están sin usar desde hace tiempo. La Diputación ha convocado el examen necesario para elaborar la lista y fijar un orden en el acceso a las plazas: la fecha prevista es el día 16 de octubre, con lo que se ha convocado con diez días de antelación.

 

La Diputación tiene pendientes otras tres especialidades de la bolsa de empleo que lanzó en febrero no sin cierta polémica porque desde el principio se comprobó que tenía un sesgo electoralista y no iba a disponer de gran número de plazas, ya que estaba pensada para sustituciones de bajas y vacaciones. De hecho, las contrataciones que se han hecho han sido fundamentalmente en las categorías relacionadas con los servicios sanitarios y de atención que presta la Diputación en centros como la residencia asistida.

 

Todavía tiene que convocar los exámenes para las bolsas de auxiliar de administración, ingeniero de obras públicas e ingeniero de caminos, que tenían que haber hecho los exámenes en septiembre y que se aplazaron dejando sin una hipotética opción laboral a muchos aspirantes. Entre ellos, más de 2.100 corresponden con auxiliar administrativo, una de las bolsas que recibió más inscripciones: en total más de 11.000 personas se apuntaron a las bolsas.