La Diputación tiene 1,3 millones de cuotas de GIRSA pendientes de cobro

Imagen del CTR de Gomecello (Foto: I. de la Calle)

Numerosos ayuntamientos y mancomunidades acumulan numerosas cuotas impagadas desde 2009. Entre las de otros ejercicios y las del año pasado superan los 1,3 millones de euros. Tendría que reclamarlas por apremio o interrumpir el servicio de basuras a los deudores.

La Diputación de Salamanca acumula más de 1,3 millones de euros de cuotas impagadas de GIRSA, el consorcio que gestiona el tratamiento de residuos de municipios y mancomunidades, y con el que numerosos ayuntamientos y consorcios comarcales no cumplen. Algunas de las deudas se arrastran desde 2009 y solo en el último ejercicio, 2014, los impagos han sumado más de 600.000 euros, tanto como lo que se debe de años anteriores.

 

Según el informe del estado de cuentas de GIRSA, al que TRIBUNA ha tenido acceso, el consorcio de las basuras, dependiente de la Diputación de Salamanca, arrastra impagos por más de 1,3 millones de euros de los últimos ejercicios. En concreto, los derechos pendientes de cobro a 31 de diciembre de 2014 es de 719.904,41 euros de ejercicios anteriores a 2014, a los que hay que sumar 613.859,44 euros solo del año pasado. Según la relación de acreedores, desde 2009 son numerosos los ayuntamientos, consorcios de comarcas y manconunidades que adeudan cuotas.

 

Esta situación ha sido específicamente tratada en el informe del interventor, que avisa del problema, ya que estos 1,3 millones suponen una cantidad importante con respecto a los algo más de 5 millones de euros de presupuesto y porque está siendo difícil poner las cuentas al día. Según el estado de cuentas presentado por GIRSA, los derechos pendientes de cobro de ejercicios anteriores a 2014 han llegado a sumar los 1,7 millones de euros de los que se han recaudado poco más de 987.000 euros. Los años con más atrasos, 2011 y 2012, en los que las cuotas impagadas superan los 250.000 euros.

 

Ante esta situación, el interventor plantea a la Diputación que aplique de forma urgente las medidas para garantizar el pago. Las que establece el reglamento son dos, según el propio interventor: dejar de prestar el servicio o dictar providencias de apremio. Esto afectaría a los municipios que deben más de dos cuotas, que es el momento en el que se deben aplicar estas dos medidas según el reglamento. Los ayuntamientos de Terradillos y Galindo y Perahuy o la mancomunidad Ruta de la Plata y el consorcio Arribes-Abadengo-Vitigudino están entre los que deben cuotas de varios años.

 

Además, el inteventor también recomienda tomar otras medidas para asegurar el cobro. En concreto, pide que se considere la posibilidad de negar subvenciones públicas a las localidades o entidades que no estén al día de sus pagos a GIRSA, ya que técnicamente se trata de una sociedad dependiente de la Diputación de Salamanca.