La Diputación se salta su propio plan de turismo antes de haberlo estrenado

El presidente de la Diputación, Javier Iglesias.

El nuevo plan estratégico de turismo, una de las apuestas de Javier Iglesias, define las sierras de Béjar y Francia como uno de los grandes recursos turísticos de la provincia, pero la Diputación deniega ayuda a un proyecto europeo de mejora para esta reserva de la biosfera.

La Diputación de Salamanca está a punto de dar a conocer su primer plan estratégico de turismo, un documento que ha de ser una guía para sacarle el mayor rendimiento a los valores turísticos de la provincia. Su objetivo es identificar los principales valores y, de paso, marcar las prioridades para las políticas turísticas de la Diputación, pero habrá que ver qué uso hace de las recomendaciones el equipo de Gobierno. Y a tenor de las últimas actuaciones en esta materia, no parece que vaya a ser mucho.

 

El instrumento, por el que se pagó a una empresa externa 48.000 euros (aunque parece que finalmente se ha pagado menos), está casi a punto después de que haya acumulado un importante retraso. Hay que recordar que este plan y la recuperación turística de la vía de La Fregeneda son las dos grandes apuestas de Javier Iglesias, presidente de la Diputación, y tenían que haber estado en marcha a finales de 2015, pero se han retrasado mucho. Tras la larga espera, ya ha sido mostrado a los grupos de la oposición y en breve será presentado, pero antes siquiera de ponerle en marcha ya se estaría incumpliendo.

 

El motivo es que el plan reconoce que las sierras de Francia y de Béjar son dos de los grandes recursos turísticos de la provincia. Así lo confirman los diputados de PSOE y Ganemos que han podido verlo. Y no es extraño. Ambas cuentan con importantes atractivos, desde hace años disponen de nutridas infraestructuras turísticas, tanto privadas como públicas, en forma de establecimientos y de centro de interpretación; y tienen como referentes a dos localidades como La Alberca y Candelario, dos faros turísticos de primer nivel.

 

Sin embargo, ese reconocimiento en el propio plan que a partir de ahora va a manera la Diputación no ha impedido que el equipo de Javier Iglesias rechace apoyar un proyecto vinculado a la Reserva de la Biosfera que forman las dos sierras. Lo ha promovido la asociación ASAM y es uno de los seleccionados para conseguir fondos del programa Interreg-Sudoe. Si se le concede, conseguirá el 75% de los 300.000 euros que ha solicitado y, como ocurre con las ayudas europeas, el resto lo pone la entidad que lo promueve.

 

Sin embargo, la asociación que agrupa a agricultores y ganaderos de montaña no tiene capacidad para asumir los 75.000 euros en tres años que les costaría y, ante la eventualidad de que se conceda la ayuda, ha acudido a la Diputación donde se ha encontrado con la negativa. Así lo ha confirmado el propio equipo de Gobierno, que alega que lo que proponen no está en su línea de actuación. Eso, a pesar de que el proyecto pretende la modernización de las instalaciones turísticas para los próximos años en las dos sierras.

 

Así que la Diputación va a empezar por desoir su propio plan estratégico de turismo, y para ello ha esgrimido un motivo: que el proyecto está promovido por una asociación privada a la que no se pueden dar fondos alegremente. Sin embargo, los grupos de acción local sí que perciben ayudas de la Diputación, 300.000 euros se han aprobado hace unos días; y también la asociación ZASNET, que explota la reserva de la biosfera Meseta Ibérica. La diferencia, según la oposición, es que la Diputación tiene presencia en los cinco grupos y la asociación ZASNET, y no en ASAM, que no controla.

 

Según el diputado socialista Antonio Luengo, sí ha habido contactos entre ASAM y la Diputación para superar estas diferencias, pero todo se tuerce cuando llega a la cúpula del PP en La Salina. El resultado, que esta asociación puede perder un proyecto y 300.000 euros de ayudas europeas por no conseguir 75.000. 

Noticias relacionadas