La Diputación se saca de la manga 25 nuevos puestos para una modificación de plantilla sin precedentes

La diputada del área económica, Chabela de la Torre, responsable de la modificación de plantilla.

Iglesias quiere imponer una lista con 25 nuevos puestos, más de la mitad para altos cargos con complementos de más de 14.000 euros, más sueldo. Lo hace sin negociar con los sindicatos. Es el mismo intento que hizo a finales de 2015.

El equipo de Gobierno de la Diputación ha incendiado el ambiente entre los empleados de La Salina. El motivo, la propuesta que ha presentado para cambiar la Relacción de Puestos de Trabajo y que supone una modificación sustancial de la plantilla. La pretensión de Javier Iglesias supone crear numerosos puestos de los que tienen 'nombres y apellidos', que afectan fundamentalmente a cargos de la escala superior y que tienen un elevado coste económico.

 

El equipo de Gobierno ha presentado un documento con más de medio centenar de cambios en la RPT, el documento que fija la plantilla de la Diputación. De ellos, la mitad son puestos de nueva creación, algo que llama la atención en una institución que hace años que no abre su oferta laboral. Estos nuevos puestos concretan la pretensión de Javier Iglesias y su diputada de Economía, Chabela de la Torre, de cambiar la plantilla de la Diputación. Lo intentaron a finales de 2015 sin éxito, pero no parecen dispuestos a renunciar a sus planes y han anticipado el trabajo para tenerlo listo de cara a 2017.

 

La modificación propuesta es la que se rechazó a comienzos de 2015, entonces una treintena de puestos a los que ahora se suman los del OAEDR y un apartado para el Mercado de Ganados. Según el documento de la propuesta, al que TRIBUNA ha tenido acceso, se crean o modifican 51 puestos y se suprimen dos. Doce de ellos corresponden con los puestos que había en el OAEDR, recientemente disuelto, y que asume el área de Economía y Hacienda. Muchos de estos empleados fueron funcionarizados hace unos años.

 

Y por otro lado, están los puestos de nueva creación, los mismos que propuso la Diputación hace casi un año. Son un total de 25 repartidos en diversas áreas, desde Presidencia a recursos humanos, pasando por Fomento, Cultura, Bienestar Social, la nueva unidad de innovación y el área de Economía y Hacienad. Un cambio profundo a base de una serie de puestos 'con nombres y apellidos'. La mayoría, además, son altos cargos para los que están contemplados elevados complementos. Trece de los 25 nuevos puestos tienen complementos por encima de los 14.000 euros por destino, a lo que hay que sumar el sueldo de la plaza correspondiente. Y cuatro de los doce puestos vinculados al OAEDR también disfrutan de estos elevados complementos.

 

Según fuentes sindicales, esta reorganización se ha operado para premiar a determinados cargos, recolocar a otros, asumir ceses ordenados por la justicia y permitir el regreso de algunos funcionarios que estaban en otras tareas, empresas o administraciones, y también para prepara la estructura de cara a futuro. Son los casos, por ejemplo, de la unidad de innovación, de un puesto en el área de cultura o de otro en Fomento destinado a una futura área de medio ambiente.

 

 

UN DÍA ANTES DE NEGOCIAR

 

La propuesta ha cogido por sorpresa a los sindicatos de la Diputación, que precisamente este martes tienen previsto sentarse a negociar. El documento les llegó sin más este lunes justo antes de la reunión, cuando hasta ahora se había recurrido a una comisión técnica para estudiar estos cambios en la plantilla. Sin embargo, el equipo de Gobierno no parece dispuesto a renunciar al ambicioso cambio de la RPT que planteó hace unos meses y que tuvo que parar por la negativa de los sindicatos a aceptar lo que prentendía. Ahora, con el presupuesto de 2017, que implica aprobar también la RPT para el próximo ejercicio, parece dispuesto a aprobarlo sin acuerdo alguno.