La Diputación renueva el convenio con Cescale a falta de cuantificar la subvención final

La Asociación muestra su satisfacción por el resultado final de AGROMAQ por la ejecución de algunas operaciones económicas

La Asociación de Criadores de Caballos de Pura Raza Española (PRE) de Castilla y León (Cescale) ha mostrado su satisfacción por el compromiso de renovación del convenio con la Diputación de Salamanca por el que ésta le cede las instalaciones del recinto ferial para su uso así como una subvención para facilitar los gastos.

Por el momento, desde Cescale desconocen la cuantía total de la ayuda que el año pasado fue de 2011 “e intentaremos que de cara al próximo ejercicio sea lo mismo o muy similar”, señaló la presidenta de la asociación equina, Isabel Aguilar. Así, dentro de varios días mantendrán un nuevo encuentro con el diputado de esta área, Jesús María Ortiz, para rubricar el acuerdo prometido por la institución provincial.

Satisfacción por el resultado de AGROMAQ
Además, Isabel Aguilar se mostró muy contenta por el balance final de la presencia de Cescale en una nueva edición de AGROMAQ “debido al cierre y ejecución de algunas operaciones comerciales con la venta de ejemplares, aspecto que es muy positivo para la asociación en particular y el sector en general”, apuntó Aguilar.

No obstante, esa alegría no puede extrapolarse a la situación general del sector equino porque atraviesa por unos momentos “muy complicados con un coste muy alto de los forrajes y el pienso y con un mercado demasiado parado para poder alcanzar la rentabilidad”, dijo Aguilar.

Actualmente estamos en la asociación en una “economía de guerra porque no queremos despedir a ningún trabajador (cuentan con un gerente, una secretaria y un mozo de cuadras) y por eso es muy importante la subvención de la Diputación y mirar cada euro al detalle”, señaló la presidenta de Cescale.

La agrupación cuenta en la actualidad con 130 socios que “sobreviven literalmente porque aman este oficio y les gusta, de otro modo, nadie quedaría ya en este sector porque no se consigue alcanzar la rentabilidad para vivir”, concluyó Aguilar.