La Diputación recula y retira del Ecyl las dos plazas del Bibliobús convocadas al margen de la bolsa de empleo

El presidente de la Diputación, Javier Iglesias, en un acto con el consejero de Fomento. Foto: A. Villar

La Diputación se ve obligada a rectificar después de haber ofrecido las dos plazas de bibliotecario a través del servicio de empleo, privando a 100 candidatos de acceder a ellas a través de la bolsa de empleo.

La decisión de la Diputación de Salamanca de saltarse la bolsa de empleo para contratar a dos técnicos para el Bibliobús ha protagonizado una fuerte controversia y ha obligado a Javier Iglesias a rectificar para reconducir la situación. La primera decisión ha sido retirar la oferta del Ecyl, donde la habían remitido desde el día 10 de marzo y donde ya no se puede consultar. La retirada se produjo este miércoles tras una reunión de urgencia solicitada por el equipo de Gobierno y en la que se convocó solo a un sindicato, CCOO, cuando la denuncia de la situación la hizo también USO y se presentó de manera conjunta.

 

Al ser preguntado esta mañana en un acto, el presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias, ha asegurado en un primer momento que había hablado "con este sindicato" y "se ha llegado a un entendimiento pleno". Sin embargo, este "entendimiento" ha obligado a rectificar una decisión tomada hace tres semanas y que suponía saltarse la bolsa de empleo y que iba a dejar fuera a cerca de un centenar de aspirantes en favor de solo seis. Al trasladar la oferta al Ecyl, la Diputación tenía que designar seis candidatos, tres para cada plaza. De hecho, la reunión para hacerlo estaba prevista para este miércoles, pero se tuvo que suspender al negarse CCOO y USO a participar en algo que consideran incorrecto.

 

A partir de ese momento se produjo la convocatoria precipitada por parte del equipo de Gobierno únicamente a CCOO para corregir el error de haber ofertado a través del servicio público de empleo dos de las plazas que se habían incluído en la convocatoria de la bolsa de empleo, y que tendrían que cubrirse por este último método de selección. De hecho, de las más de 5.000 solicitudes presentadas en el registro de La Salina (pueden llegar a 10.000 una vez se contabilicen las de otros registros), un centenar correspondían a las dos para titulados en biblioteconomía, pensadas para atender el Bibliobús.

 

A pesar de ello, la Diputación decidió el 10 de marzo inscribir estas dos plazas en una oferta genérica en el Ecyl, donde estaban todavía el lunes, el último día para inscribirse en la bolsa de empleo que iba a servir para cubrirlas.

 

"Han reconsiderado la situación porque no se podía tener una bolsa de empleo abierta y contratar paralelamente", comenta un portavoz de CCOO. Desde USO también han manifestado su disconformidad con un procedimiento que no tenía sentido y con el que se producía un egaño hacia los participantes. De hecho, la idea de la Diputación era contratar ahora, desde el 1 de abril y hasta final de junio, por tres meses y a través del Ecyl a dos técnicos, con lo que los participantes en la bolsa no podrían acceder a estas plazas, al menos, hasta septiembre. El propio Javier Iglesias ha reconocido en rueda de prensa que "si se ha abierto una bolsa de trabajo lo lógico es respetarla".