La Diputación reconoce su deuda con los viveros de empresas y paga, pero no aclara sus planes de futuro

Aprueba en una comisión extraordinaria de Hacienda un reconocimiento de deuda sobre la cantidad correspondiente a 2012 y el  PSOE da por descontada también la anualidad 2011, pero Iglesias rechaza contestar sobre los planes de futuro de la Diputación

La Diputación de Salamanca ha aprobado esta mañana de forma urgente pagar la deuda que mantiene sobre el convenio de mantenimiento de los viveros de Salamanca, Ciudad Rodrigo y Peñaranda, pero su presidente Javier Iglesias ha rechazado pronunciarse sobre la postura que adoptará en el futuro la institución tras haber bloqueado la financiación de estas instalaciones fundamentales para los emprendedores. La deuda que ha mantenido ha puesto los tres viveros al borde de la desaparición, mientras la Cámara de Comercio ha firmado acuerdos con los viveristas de Ciudad Rodrigo y Peñaranda para la continuidad.

 

El equipo de Gobierno de la Diputación se ha rendido, finalmente, a la evidencia y ha asumido la deuda que mantiene con el funcionamiento de los viveros de empresa. Lo ha hecho en una comisión extraordinaria de Hacienda, convocada de urgencia este jueves para la mañana de hoy mismo. A las 9.30, y con la presidencia de la diputada del área, Chabela de la Torre, se ha tratado la inclusión de un reconocimiento extrajudicial de crédito para abonar la anualidad de 2012 de la participación de la Diputación en los viveros de Salamanca, Peñaranda y Ciudad Rodrigo. La propuesta ha sido aceptada por los asistentes en aras de facilitar el funcionamiento de estas instalaciones y la permanencia de las empresas allí instaladas.

 

La diputada De la Torre se había convertido en la única defensora de la actitud de bloqueo que ha mantenido la Diputación hacia el funcionamiento de los viveros. De hecho, tanto el Ayuntamiento de Salamanca como el de Ciudad Rodrigo, integrantes de los dos viveros radicados en sus respectivos términos municipales, han pagado las anualidades en disputa: 2011 y 2012 Ciudad Rodrigo, donde el presidente de la Diputación, Javier Iglesias, es el alcalde, y 2011 completo el de Salamanca.

 

A pesar de ello, la diputada De la Torre se había opuesto a hacer lo propio con la aportación de la Diputación en los tres viveros, a la que se comprometió al formar parte de los órganos de seguimiento de las tres instalaciones. El resultado es que la Diputación debía más de 71.000 euros de dos anualidades, 2011 y 2012, en los tres viveros. En el pleno de esta mañana, el grupo socialista en la Diputación ha celebrado que se haya pagado 2012 y da por ya ejecutado el pago de 2011.

 

POSPONE LA RESPUESTA SOBRE LA ACTITUD DE BLOQUEO

 

Sin embargo, el equipo de Gobierno se ha negado a responder sobre los planes futuros y la actitud que mantendrá la Diputación en adelante respecto a los viveros. Hay que recordar que no ha atendido las llamadas para renovar los convenios de funcionamiento y que todavía tiene que participar en el cierre de ejercicio 2013 en los tres viveros. A pregunta del diputado socialista Isidro Rodríguez, que ha pedido información "sobre lo que está ocurriendo en los viveros" y sobre si la Diputación ha resuelto ya el problema de sus impagos, el presidente se ha negado a responder.

 

Iglesias ha cedido la palabra al portavoz del grupo popular, Carlos García Sierra, para que este emplazara al próximo pleno. El diputado socialista ha calificado esta actitud de Iglesias como "salida de pata de banco" y ha advertido que, para cuando se celebre el próximo pleno, la situación podría ser irreparable. No obstante, la Cámara ha firmado con las empresas instaladas en Ciudad Rodrigo y Peñaranda para asegurar la continuidad.

Noticias relacionadas