La Diputación rechaza “rotundamente” la propuesta de modificación del ibérico

En Guijuelo se manufactura casi el 80% de la producción de ibérico y su denominación de origen “duplica en producción a las otras tres que existen en España”
La Diputación de Salamanca ha rechazado “rotundamente” la propuesta de modificación del sector ibérico planteada por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, al considerarla “perjudicial” para la provincia por “las graves consecuencias que puede acarrear para esta industria, que es uno de los motores de la economía salmantina”.

Según ha explicado a través de un comunicado el portavoz del equipo de Gobierno en la institución provincial, Carlos García Sierra, la modificación supondría “cambiar las reglas del juego perjudicando gravemente a la provincia y especialmente a Guijuelo”, donde se manufactura casi el 80 por ciento de la producción de ibérico y cuya denominación de origen “duplica en producción a las otras tres que existen en España”.

García Sierra, que ha reconocido “el buen trabajo” realizado por los industriales salmantinos y sus “esfuerzos” encaminados a la adaptación de las “necesidades” del mercado, a la modernización y a la exportación, ha recordado que el pleno de la Diputación de Salamanca ya mostró su apoyo “decidido” al sector del ibérico con la aprobación de una moción el pasado mes de mayo.

Asimismo, ha subrayado la importancia de contar con el acuerdo unánime de las Cortes de Castilla y León, que aprobó una Proposición no de Ley (PNL) en este sentido, y el consenso alcanzado en el documento en defensa del ibérico suscrito tanto por la Consejería de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León como con las entidades con participación e intereses en el sector.

Para García Sierra, “es preciso mantener un frente común para defender firmemente un sector puntal de esta provincia frente a posibles cambios en la normativa de calidad”.

En este sentido, ha considerado que cualquier modificación en la normativa de calidad del ibérico “deber contar con el consenso mayoritario de todas las partes implicadas en el sector, como consiguió la Junta de Castilla y León con todos los productores de la región”.