La Diputación pide el control de la reserva de las sierras a cambio de una subvención de 75.000 euros

El presidente y los vicepresidentes de la Diputación.

El equipo de Gobierno de la Diputación supedita la ayuda para un proyecto europeo a que se le entregue la gestión de la reserva de la biosfera: dinero a cambio de que la asociación que ha pedido la ayuda se quite del medio.

La polémica sobre la negativa de la Diputación de Salamanca a aportar una cantidad económica a un proyecto avalado por Europa de mejora turística en las sierras salmantinas de Francia y Béjar ha llegado al pleno de La Salina y, aunque su paso por este órgano no va a suponer cambios, ha servido para que el equipo de Gobierno haya hecho una sorprendente oferta.

 

En concreto, y según ha dicho por dos veces la vicepresidenta, a cambio de la subvención la Diputación ha pedido hacerse cargo de la gestión de esta reserva de la biosfera, lo que supondría quitar del medio a la asociación que ahora lo hace, y que es precisamente la que ha pedido la subvención. Eso daría a la institución provincial el control de la reserva de la biosfera de las sierras en detrimento de ASAM.

 

Este ha sido el sorprendente colofón de un debate en el que el PP se ha quedado solo en su empeño de negar la ayuda a esta asociación para un proyecto que podría ser beneficioso para las 88 localidades salmantinas que pertenecen a la reserva de la biosfera de las sierras salmantinas. PSOE, Ciudadanos y Ganemos han ofrecido varios argumentos positivos y han votado a favor, y los populares, en contra. Así que el proyecto se queda sin apoyo institucional porque los grupos de la oposición no han aceptado el órdago de Chabela de la Torre: el control de una entidad a cambio de una subvención de 75.000 euros.

 

 

PROYECTO EUROPEO

 

El asunto arranca en una moción presentada este jueves por el PSOE. Según han explicado los socialistas, la Asociación de Agricultores de Montaña (ASAM) ha visto como Europa ha preseleccionado el proyecto para la mejora de instalaciones turísticas en las sierras de Francia y Béjar en la provincia de Salamanca. El proyecto está a un paso de ver cómo se le aprueba la financiación y, ante esta tesitura, la asociación se ha dirigido a la Diputación para pedir apoyo económico.

 

El motivo es que, como marca la normativa, el programa Interreg-Sudoe financia el 75% del coste de los proyectos que selecciona y el resto lo tiene que poner la entidad que lo solicita. Sin embargo, ASAM carece de posibilidades para hacerlo. Por este motivo, se ha dirigido en las últimas fechas a la Diputación para solicitar una subvención que permitiera cubrir la aportación a la que está obligada; los grupos de acción local, similares, ya cuentan con ayudas anuales de La Salina, la última, de 60.000 euros. ASAM necesita 75.000 euros en tres anualidades, a 25.000 euros por año; el resto, 225.000, serían fondos europeos.

 

 

SUBVENCIONES A ENTIDADES PRIVADAS

 

En primer lugar, y cómo se ha confirmado en el pleno, se vieron con el diputado responsable del área y, después, con la vicepresidenta, Chabela de la Torre, que ha sido quien les ha denegado la ayuda. La diputada ha explicado que ASAM "no ha contado con nosotros para nada" y "mucho menos para que participáramos en esta candidatura" y que sólo se ha dirigido a la Diputación en el momento de solicitar una subvención cuando el proyecto está preseleccionado y se puede hacer realidad. "Ha sido única y exclusivamente para pedirnos dinero", ha dicho. No obstante, ha explicado que están en su derecho de hacerlo así.

 

De la Torre ha argumentado para negar la ayuda que la aspirante, ASAM, es una asociación privada y dar ese tipo de ayudas directas es algo que no pueden hacer; incluso ha replicado al diputado de Ganemos, Gabriel de la Mora, que él mismo critica este tipo de subvenciones. "Ustedes se gastan 872.000 euros para asociaciones privadas en subvenciones y se niegan a entregar 25.000", la ha respondido. La vicepresidenta ha replicado también que se les pide dinero "para un proyecto que desconocemos" y que se concederían para una iniciativa sin los necesarios controles.

 

 

SÍ A LOS GRUPOS DE ACCIÓN LOCAL

 

Ahí ha contrapuesto la naturaleza administrativa de los grupos de acción local, que reciben importantes subvenciones, a la estructura de ASAM. La diferencia, según De la Torre, que la Diputación está en los órganos de gobierno de estos cinco grupos de acción local. El diputado socialista, Antonio Luengo, asegura que "no hay diferencia entre ASAM y los grupos de acción local" que son "asociaciones privadas aunque tengan presencia de las instituciones entre sus socios, tan privadas como ASAM", que es grupo de acción local desde 1992, "lo que pasa es que lo que ustedes no controlan o no les rinde pleitesía, no les interesa". ASAM no tiene presencia de la Diputación, pero tiene socios privados e institucionales como los puedan tener los grupos de acción local, ha dicho Luengo.

 

El intenso debate ha acabado derivando en la oferta de la vicepresidenta: asumir la gestión de la reserva de la biosfera de las sierras salmantinas. Eso supondría suplantar a ASAM, salvo que la propuesta sea sólo de entrar en sus órganos de Gobierno, aunque De la Torre ha hablado en todo momento de gestión por parte de La Salina. Aunque ha vacilado un momento, el grupo socialista no ha aceptado la propuesta ni ha planteado dejar el tema sobre la mesa, algo complicado tras el arduo debate. Y el PP ha impuesto su mayoría para rechazarlo.

Noticias relacionadas