La Diputación ofrece a través del Ecyl dos de los puestos que tenía que cubrir por la bolsa de empleo

Colas en el registro de la Diputación para inscribirse en las bolsas de empleo.

La Diputación ha pedido al servicio de empleo seis candidatos para los dos puestos de bibliotecarios del Bibliobús. Estas plazas las ha ofrecido a través de la bolsa de empleo, pero los 100 aspirantes que se han inscrito en La Salina no podrán acceder a ellas de momento.

La Diputación de Salamanca ha decidido sacar de la bolsa de empleo que ha convocado recientemente dos de los puestos que sí se iban a cubrir para ofertarlos a través del Ecyl. Así lo han denunciado los sindicatos representados en la institución provincial, que consideran esta medida un egaño a los miles de ciudadanos que han presentado ya sus instancias. Concretamente, los más afectados son el centenar que, según datos de CCOO y USO, han presentado instancias para acceder a las dos plazas de técnico en biblioteconomía y que ven como la Diputación ha sacado estas dos plazas fuera para cubrirlas a través del Ecyl sin tener en cuenta el proceso de la bolsa, que no servirá para concursar a esos dos puestos.

 

Según han desvelado esta mañana los representantes de CCOO y USO, la Diputación de Salamanca comunicó el día 10 de marzo al servicio de empleo de Castilla y León, Ecyl, una oferta genérica de empleo para cubrir dos puestos de técnico medio de biblioteconomía, oferta que se ha hecho efectiva este lunes. El motivo, cubrir de manera urgente los dos puestos de bibliotecario en el servicio de Bibliobús; según los sindicatos, la urgencia no está justificada porque uno de los bibliobúses no funciona desde julio por jubilación de uno de los responsables y el otro dejará de hacerlo por idéntico motivo a finales de este mes. 

 

Eso supone que, en pleno proceso de recogida de instancias para la bolsa de empleo que convocó en nueve especialidades, la Diputación ha optado por una vía paralela para cubrir los dos puestos de manera inmediata; para ello ha pedido al Ecyl seis candidatos para las dos plazas. Es decir, que los cerca de 100 candidatos que se han inscrito en la bolsa de empleo para los puestos de bibliotecarios no podrán acceder a estos dos trabajos. Al menos, no de momento.

 

Además, la competencia va a ser muy desequilibrada, porque mientras los inscritos en las bolsas tienen que pasar un examen y pagar una tasas para clasificarse, los seleccionados por el Ecyl podrán acceder al puesto por CV y con una simple entrevista. Según los sindicatos, la oferta especifica que es para un trabajo del 1 de abril al 30 de junio, así que como pronto no se tiraría de la bolsa de empleo hasta el 1 de septiembre porque el Bibliobús para en verano. Además, los aspirantes tendrán que lidiar con el hecho de que los puestos ya los han ejercido otras personas que puede tener ventaja para repetir.

 

 

Esta decisión vacía de contenido laboral unas bolsas que nacen con muy pocas posibilidades de empleo. De entrada, la Diputación no especifica un número concreto de puestos que quiera cubrir con estas bolsas; y lo más probable es que se limite a cubrir bajas urgentes y vacaciones. Los que más posibilidades tienen son los aspirantes de la bolsa de ATS, para las residencias provinciales, pero el resto lo tendrá difícil.

 

"Es muy grave que con una bolsa abierta se oferten de manera abierta dos puestos", ha lamentado el delegado de CCOO, Florencio Martín, que considera "absurdo" haber recurrido al Ecyl. "Se está engañando a todos los ciudadanos que van a optar a la bolsa de empleo", ha insistido Martín, que cree que esta decisión solo se explica de dos maneras: "O hay algún interés en alguien concreto para los puestos o es que el diputado de personal desconoce la realidad del día a día. "Lo que están generando es un fraude a las expectativas de las muchas personas que se han presentado a las bolsas", ha dicho el delegado de USO, Carlos Almendral. En este sentido, los sindicatos van a pedir que todas las instancias de la bolsa de bibliotecario pasen a la oferta del Ecyl automáticamente.