La Diputación lleva 20 años sin hacer retención por plenos y comisiones a sus diputados

El diputado provincial de Ganemos Salamanca, Gabriel de la Mora.

La Diputación de Salamanca lleva desde 1994 sin aplicar retenciones a las retribuciones que paga a los diputados por acudir a plenos y comisiones informativas. Hacienda considera que sí debería hacerlo y Ganemos propondrá cambiar la normativa interna.

La Diputación lleva 20 años sin cumplir con la que debiera ser una de sus obligaciones, hacer la retención legal a las retribuciones que abona a los diputados provinciales que cobran por asistencia a plenos y comisiones. Este régimen de pagos, al que están acogidos buena parte de los diputados, data de 1994, pero podría ser un fraude a Hacienda porque La Salina no estaría haciendo retención a unos pagos que se consideran rendimientos del trabajo y que, según la Agencia Tributaria, deben practicarla. Algo para lo que se ha estado valiendo de un acuerdo de pleno de 1994.

 

Así lo ha denunciado esta mañana el diputado provincial de Ganemos Salamanca, Gabriel de la Mora, ha ha anunciado que su grupo promoverá una moción para cambiar esta práctica dudosa de la Diputación y adoptar las normas de retribuciones que sí ampara Hacienda. De la Mora ha explicado que la decisión de la Diputación de no ejercer retenciones sobre los pagos a los diputados viene de lejos, de un acuerdo unánime tomado en un pleno del 30 de septiembre de 1994.

 

Hasta entonces, se hacía retención a las cantidades que La Salina pagaba a los diputados que cobraran retribuciones por asistencia a plenos y comisiones informativas; los que cobran dedicación exclusiva no están en este capítulo. La norma marcaba que había que hacer la retención legal a todos los pagos por considerarse rendimientos del trabajo; la única excepción eran los gastos que los diputados pudieran acreditar como dietas por desplazamientos y viajes, que no están sujetos a retención.

 

Sin embargo, en aquel pleno de septiembre de 1994 se decidió que, para no complicar los trámites, se consideraran esos pagos como exentos de tributación por considerarse no retribución del trabajo que se hace en plenos y comisiones, sino solo indemnizaciones para compensar gastos de viajey desplazamiento, que están exentos de tributar. Para ello se libraron informes internos que avalaban esta práctica. Y así se ha funcionado hasta ahora.

 

Está claro que las retribuciones que se pagan a los diputados que cobran por plenos y comisiones se hacen más por el trabajo que suponen que por los desplazamientos, solo que acogiéndose a la orden interna de la Diputación los pagos son más ventajosos para los diputados. Sin embargo, la Agencia Tributaria ha advertido que los pagos a diputados, europarlamentarios, concejales y diputados provinciales tienen la consideración de rendimientos del trabajo, salvo aquellos que se pueda acreditar con justificantes que son de viajes.

Noticias relacionadas