La Diputación invierte 400.000 euros en programas destinados a la infancia

Durante 2011, los equipos de intervención familiar han trabajado con un total de 80 familias y 171 menores
La Diputación de Salamanca ha desarrollado en nuestra provincia una intensa labor en el sector de protección a la infancia con el objetivo de garantizar a los menores de 18 años de la provincia en riesgo de desamparo su integración en grupos naturales de convivencia de manera definitiva, segura y estable y en condiciones básicas suficientes que posibiliten su participación normalizada en la vida familiar, social, económica y cultural y el pleno desarrollo y autonomía como persona.

Durante el año 2011, este objetivo se ha desarrollado a través de tres líneas fundamentales de trabajo en el marco de los programas “Apoyo a las familias-Intervención familiar”, programa“Educar en familia” y programa “Construyendo mi futuro”, que han supuesto un coste total 400.108 euros financiados por la Junta de Castilla y León y la Diputación de Salamanca.

Por lo que al programa de “Apoyo a las familias” se refiere, su fin último es la protección del menor y, en consecuencia, prevenir que los menores de familias en situación de riesgo lleguen al desamparo. Se trata, en definitiva, de evitar la separación de los menores de sus familias o procurar su regreso con garantías de que su seguridad esté salvaguardada y sus necesidades básicas cubiertas.

Las familias que se atienden a través de este programa presentan, como problemática común, la existencia de una disfunción severa en la relación padres-hijos y problemas o limitaciones significativas en uno o ambos de los progenitores para atender adecuadamente a los menores.

En esta línea de actuación durante el ejercicio de 2011 los equipos de intervención familiar han trabajado con un total de 80 familias y 171 menores. Del total de estas familias, el 36,25% han sido nuevas incorporaciones, mientras que el resto proceden de ejercicios anteriores. Con un alto porcentaje de las familias, casi el 76%, se ha realizado una intervención preventiva ya que los menores presentaban un riesgo leve de desamparo, mientras que con el 24% restante la intervención ha sido media, ya que presentan un riesgo grave de desamparo del menor.

El tiempo medio de permanencia por familia en este programa es de 18 meses, tal como establece la normativa vigente. De la intervención con las familias se encarga un equipo técnico formado por un psicólogo y dos educadores familiares. En la provincia actúan un total de cuatro equipos distribuidos en cuatro zonas de intervención en las que se integran la totalidad de los CEAS y de los Ayuntamientos con convenio de colaboración.

El programa “Educar en familia” responde al objetivo de fomentar la paternidad responsable y desarrollar conocimientos y habilidades en los padres que permitan la adecuada atención a sus hijos y prevengan situaciones de desprotección. Este programa está dirigido preferentemente a familias que presentan algún indicador de riesgo, que se ha situado en el 26,74% del total de participantes, mientras que el 73% restante han sido familias normalizadas con inquietudes por mejorar sus habilidades educativas.

Durante 2011 se ha trabajado en esta línea de actuación con un total de 7 grupos de los cuales 2 corresponden a grupos de inicio, ubicados en los municipios de Guijuelo y Calvarrasa y otros 5 a grupos ya hincados en años anteriores y ubicados en los municipios de Santa Marta, Tamames, Béjar, Aldeatejada y Fuentes de Oñoro. El número de familias participantes ha ascendido a 86, de las cuales un 39,53% corresponden a familias ubicadas en los grupos de inicio.

Finalmente, el programa “Construyendo mi futuro” responde a la necesidad de mejorar competencias individuales y sociales en jóvenes entre 12 y 16 años, preferentemente de familias con especiales dificultades a fin de potenciar su integración social. Durante 2011 se ha trabajado en este sentido con 3 grupos, de los que 2 han sido de inicio en los municipios de Terradillos y Guijuelo y 1 de continuidad en el municipio de Sotoserrano.

El total de participantes ha ascendido a 68 jóvenes, correspondiendo a Terradillos el grupo más numeroso con 30 participantes. Del total de participantes, todos ellos jóvenes entre 12 y 16 años, un 55,88% eran varones y un 44,12% mujeres. De todos ellos, un 16,17% presentaba alguna situación de riesgo.