La Diputación gastará 900.000 euros en reformar la sede del Instituto de las Identidades

Críticas de Ganemos Salamanca al proyecto de la Diputación para reformar el Instituto de las Identidades: 900.000 euros de obra y 63.000 más para un arquitecto externo. Lamentan que no se destinen fondos tan importantes a paliar la pobreza y a planes sociales.

Ganemos Salamanca critica el presupuesto de 900.000 euros para la reforma de la sede del Instituto de las Identidades Diputación mientras los índices de pobreza y exclusión son alarmantes. El grupo considera que la memoria encargada a un arquitecto externo es excesiva y desproporcionada, estimando en 899.217,55 euros y 63.000 euros más de honorarios por la redacción del proyecto y dirección de la obra.

 

Este proyecto demuestra una vez más, según Ganemos, el saqueo de las arcas públicas por parte del PP en beneficio de empresas de la construcción, mientras las políticas contra la pobreza y el acceso a la vivienda quedan marginadas con escasos recursos. Este proyecto tiene su origen en el superávit del presupuesto de la Diputación de 2014, buena parte del cual ha sido destinado a un nuevo Plan de Carreteras; no obstante, dentro de la modificación presupuestaria se incluía este nuevo proyecto, que el grupo Ganemos Salamanca solicitamos se nos hiciera llegar, para poder revisar sus características.

 

De este modo, una vez revisado, el grupo ha encontrado, en primer lugar, una memoria informativa redactada por un arquitecto externo a la Diputación, cuando en distintos servicios de esta Administración existen arquitectos técnicos e incluso un arquitecto superior. Es más, con los honorarios que se pretenden, más de 63.000 euros, podría contratarse laboralmente a un profesional durante un año.ç

 

Además, la reforma del edificio del Instituto de Identidades se estima en 899,217,55 euros, desglosándose en 91.000 euros para fachadas y carpinterias exteriores, 112.000 euros para la cubierta, 45.000 euros para acabados y mejoras de la planta semisótano, 105.000euros para acabados y mejoras de la planta baja, 225.000euros para reforma de la primera planta; el resto se distribuiría en mejoras de accesibilidad, gestión de residuos, planes de control de calidad, seguridad y salud, resultando un presupuesto de ejecución material de 624.500euros al que se le añade un 13% de gastos generales, el 6% de beneficio industrial y el 21% de IVA.

 

Desde Ganemos Salamanca consideran que las cantidades que se manejan son excesivas, especialmente en estos momentos de grandes carestías para la población, pudiendo destinar estos fondos a otras políticas que redundaran en una reducción de los índices de pobreza, que según Cáritas se aproxima al 30% en nuestro país. Sin embargo nos encontramos con una disposición de cientos de miles de euros para reformar un edificio de la Diputación, y que es evidente que los máximos beneficiados son los de siempre, las empresas de la construcción.

 

 

 

Es indudable que este mismo dinero podría utilizarse para ayudas al alquiler a las personas con menores recursos, incluso para la adquisición de pisos y viviendas y así constituir un parque público, para destinarlo a alquiler y políticas sociales, tal como las organizaciones que trabajan en estos temas vienen reclamando desde hace tiempo. Se hace patente que la Administración, en este caso la Diputación, dispone de grandes cantidades de dinero, millones de euros, que prefiere invertir en edificios y otras obras, antes que destinarlo a reducir la pobreza y la desigualdad en nuestra provincia, a la que finalmente se destinan las migajas de los dineros públicos, peleándose las organizaciones sociales que trabajan a pie de calle por subvenciones de 3.000 o 10.000 euros al año, para seguir ejectutando la política social el PP se niega a realizar.