La Diputación destina 6 millones de euros a todos lo municipios para pago a proveedores o futuras inversiones

Los Ayuntamientos no tendrán que devolver este dinero que procede del remanente líquido de tesorería

Todos los municipios de la provincia de Salamanca contarán con una nueva ayuda procedente del remanente líquido de tesorería de la Diputación por valor de seis millones de euros con el objeto de realizar pagos pendientes a proveedores o realizar futuras inversiones demandandas por los ciudadanos de los municipios.

Así lo han anunciado el propio presidente de la Diputación, Javier Iglesias, y la diputada de Economía y Hacienda, Chabela de la Torre, "en una medida extraordinaria que favorece y mucho a los pueblos de la provincia que no tendrán que devolver ninguna cantidad de la ayuda recibida. Hemos llegado a esta determinación examinando las cuentas y porque los alcaldes de las localidades que visitamos así nos lo han demandado", apuntó Iglesias.

El presidente de la Diputación también indicó que esta ayuda de seis millones de euros que se repartirá entre todos los municipios tiene como objetivos "dar un balón de oxígeno a las arcas de muchos ayuntamientos así como una inyección de liquidez para poder recuperar el desarrollo productivo y económico de la provincia".

El reparto de esta cantidad de dinero se realiza en función del número de habitantes de cada localidad pero no de manera proporcional, "de modo que recibirán más dinero los ayuntamientos con más habitantes" pero el ratio por habitante en las localidades más pequeñas será mayor. De este modo, la cantidad mínima que recibirá un atyuntamiento será de 8.000 euros mientras que lo máximo serán 13,5 euros por habitante.

De hecho, la ayuda se dividirá en dos partes: la primera destinada a pago a proveedores y el pago de intereses pertenecientes al presente año 2012 y ejercicios anteriores; y la segunda, para inversiones destinadas a servicios de primera necesidad de los municipios.

Por su parte, Chabela de la Torre indicó que este dinero proviene de la gestión de la Diputación en el aspecto de los ingresos "ya que hemos trabajado en profundidad y el gasto corriente ha disminuido de manera considerable lo que significa que hemos sido eficientes en la gestión de los recursos".

Los ayuntamientos comenzarán a recibir este dinero a principios del mes de mayo toda vez que se apruebe esta norma en el próximo pleno provincial y pase el periodo de tiempo necesario para que se cumplan todos los trámites.

Por último, desde la Diputación, en boca de su presidente, señaló que "nosotros solo podemos orientar las inversiones y cada ayuntamiento luego es libre de usar el dinero para lo que quiere siempre que lo justifique aunque lo normal es que se use para paliar las deudas que puedan tener o servicios necesarios para los ciudadanos", concluyó Iglesias.