La Diputación de Salamanca incrementa en más de 14 días el pago a los proveedores a los que aún adeuda 900.000 euros

La diputada de Economía, Chabela de la Torre y el presidente de la Diputación, Javier Iglesias

Según los datos oficial del Gobierno, la institucion que preside Javier Iglesias ha empeorado sus registros en los últimos meses y ya paga a más de 55 días. Ledesma y Guijuelo, los ayuntamientos 'grandes' con peores datos de la provincia de Salamanca.

La gestión del área económica de la Diputación de Salamanca ha quedado en evidencia con la publicación, por parte del ministerio de Hacienda, de los datos relativos a la morosidad y el pago a proveedores. De hecho, los números no engañan y revelan que la institución presidida por Javier Iglesias ha incrementado en más de 14 los días en los que hace efectivo los pagos, pasando de los 11,22 del pasado mes de octubre a los 25,77 actuales, ya por encima de los 30 establecidos por la Ley.

 

Por ello, este organismo provincial paga a sus proveedores en 55,77 días, según los datos oficiales relativos al mes de enero de 2015, cuando en octubre de 2014 lo hacía en 41,22 y en diciembre del pasado año en 45,92 días. Pero no todo queda ahí, porque la Diputación de Salamanca tiene una deuda con sus proveedores de 900.000 euros, por lo que el área de la diputada Chabela de la Torre no registra unos datos que lancen las campanas al vuelo.

 

Esta situación tampoco es mucha más halagüeña en la mayoría de los ayuntamientos de la provincia de Salamanca de los que se tienen datos (un alto porcentaje no los ha ofrecido), encabezando la lista de morosidad con una mayor tardanza los consistorios de Ledesma, Cepeda, El Cubo de Don Sancho, Peñaranda y, como no, el ayuntamiento de Guijuelo que preside Julián Ramos.

 

En concreto, el consistorio presidido por el también diputado José Prieto (Ledesma) es el que acumula una mayor morosidad de toda la provincia de Salamanca con 140,55 días por encima de los 30 que marca la Ley, seguido de Cepeda con 103,76 días, El Cubo de Don Sancho con 80,90 días, Fresno Alhándiga (74,75), Peñaranda (71,67) o el ayuntamiento de Guijuelo que paga a sus proveedores con una media de retraso de 37,16 días, o lo que es lo mismo, en 67,16 días.

 

En el lado opuesto se encuentran los ayuntamientos de Ahigal de los Aceiteros que paga en menos de 28 días, por debajo de lo que marca la Ley, o los de Cereceda de la Sierra, Aldeanueva de la Sierra, La Bastida o Fuenteguinaldo, que cumplen justo en los 30 días marcados por Ley.