La Diputación de Salamanca destina doce millones de euros para los planes provinciales de 2012 y 2013

La partida total baja un 32% debido a la ausencia de fondos de otras administraciones. La Diputación incrementa su parte en un 55 por ciento
El presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias, ha presentado este jueves las partidas que destinará la Administración provincial para los planes provinciales del presente año y de 2013.

Ha indicado que cada uno de los dos ejercicios contará con seis millones de euros, a los que habrá que sumar las partidas que tendrán que añadir los pueblos para la consumación de las inversiones previstas.

No obstante, ha resaltado que la idea de la Diputación es que las partidas a pagar por cada uno de los municipios beneficiarios sea “sensiblemente” menor para que sigan adelante con todas los proyectos y no los descarten por la falta de liquidez en sus arcas municipales.

En total, con las cantidades de ambas partes, las inversiones en la provincia podrían alcanzar gracias a estos planes entre 14 y 15 millones de euros, posibilitando también la creación o mantenimiento de unos 400 puestos de trabajo, ha apuntado Iglesias.

El montante total es un 32 por ciento inferior al del pasado ejercicio, ha reconocido Iglesias, debido a la ausencia de fondos de otras administraciones como Junta y Gobierno de España, que habían colaborado en pasadas ediciones y que ahora no han incluido estas ayudas entre sus prioridades.

De ahí que la Diputación haga frente íntegramente a los doce millones de euros “con fondos propios” y “sin necesidad de acudir a endeudamiento público”, suponiendo un esfuerzo un 55 por ciento más alto que en la anterior convocatoria, según los datos aportados por el presidente de la Administración.