La Diputación de Salamanca contará con 150.000 euros de la Junta para mejoras en los centros escolares

El Gobierno autonómico colabora en este programa desde el año 2001 y, desde entonces, se ha realizado una inversión por parte de la Consejería de Educación de más de 9 millones de euros.

El Consejo de Gobierno ha aprobado sendas subvenciones, por un importe total de 930.000 euros, destinadas a las diputaciones provinciales de Ávila, Burgos Salamanca, Segovia, Soria, Valladolid y Zamora para financiar obras de reparación, conservación y mejora en colegios de Educación Infantil y Primaria del medio rural.

 

El Gobierno autonómico colabora en este programa desde el año 2001 y, desde entonces, se ha realizado una inversión por parte de la Consejería de Educación de más de 9,2 millones de euros.

 

Del importe total de las subvenciones, la Diputación de Ávila recibirá 120.000 euros; la Diputación de Burgos percibirá 150.000 euros; la Diputación de Salamanca contará con 150.000 euros; la Diputación de Segovia dispondrá de 120.000 euros; la Diputación de Soria tendrá una asignación de 120.000 euros; la Diputación de Valladolid recibirá 150.000 euros; y, finalmente, la Diputación de Zamora, 120.000 euros.

 

Las cuantías que se autorizan a cada institución provincial tienen carácter máximo y servirán para llevar a cabo obras relativas al mantenimiento de los edificios escolares del medio rural. Las diputaciones deberán realizar una convocatoria de subvenciones a los ayuntamientos del medio rural con el objetivo de incentivar que realicen obras de reparación, conservación y mejora en centros educativos rurales.

 

En Castilla y León existen numerosos municipios en el medio rural en los que se ubican centros de Educación Infantil y Primaria con un pequeño número de unidades escolares. Estos centros educativos se sitúan en edificios que requieren obras de reparación, mantenimiento y conservación, así como pequeñas reformas y mejoras, que los correspondientes ayuntamientos titulares de estos centros, dadas sus dificultades presupuestarias, no pueden abordar de forma autónoma con la agilidad que demanda la comunidad educativa.

 

La Junta de Castilla y León, a través de la Consejería de Educación, colabora con las diputaciones provinciales en la reparación y mejora de colegios del ámbito rural desde el año 2001 por periodos de dos años. Anualmente, la Administración educativa autonómica oferta a las instituciones provinciales la posibilidad de cofinanciar la ejecución de este tipo de obras a los ayuntamientos. Para que la Consejería de Educación financie estas obras de mejora, se requiere que las diputaciones provinciales cofinancian las obras y que cada ayuntamiento beneficiario abone como mínimo un 20 % del coste de la obra.

 

Este año la oferta de la Junta ha sido aceptada por las diputaciones provinciales de Ávila, Burgos, Salamanca, Segovia, Soria, Valladolid y Zamora.