La Diputación de Salamanca, con vacío de poder al menos dos meses al año

De la Torre (i), Javier Iglesias y García Sierra, en el recinto ferial (Foto: Chema Díez)

Javier Iglesias, presidente de la institución provincial y nuevo senador, debe permanecer en Madrid cerca de dos meses al año repartidos en jornadas sueltas cada mes para asistir a las sesiones plenarias de la Cámara Alta. ¿Quién suplirá su ausencia entonces?

Javier Iglesias no lo va a tener nada fácil. La nula apuesta del PP de Salamanca que él mismo preside por la renovación le ha llevado a una duplicidad de cargos que tanto ha criticado en otros organismo y que puede traer consecuencias graves para la Diputación de Salamanca... o no. Eso depende de la necesidad o no de su presencia por la provincia.

 

Así las cosas, el presidente de la Diputación y a la vez nuevo senador por Salamanca se va a ver obligado a desatender sus funciones del primero de los cargos durante dos meses al año con motivo de las sesiones plenarias que tienen lugar varias veces al mes en la capital de España.

 

O lo que es lo mismo, que sus obligaciones como senador le van a impedir ejercer como presidente de la Diputación durante dos meses cada año como cómputo global pese a su compromiso y su dedicación al mundo rural y a la provincia a los que siempre alude en sus discursos, además de afirmar una y otra vez que "no va a afectar en nada".

 

Así las cosas, en el año 2015 se celebraron 38 sesiones plenarias en el Senado (menos de lo habitual por la convocatoria de elecciones), por las 44 del año 2014, las 48 de 2013 o las 46 de 2012. Estas cifras indican que Javier Iglesias permanecerá al menos 44 días fuera de Salamanca cumpliendo con su labora en la Cámara Alta y, en teoría, defendiendo los intereses de la provincia.

 

No hay que olvidar que Iglesias es el único presidente de la Diputación de una provincia Castilla y León que también ejercerá como senador, mientras que ya anunció hace varias fechas que renunciará a su sueldo como presidente de la Diputación de Salamanca para cobrar 'solo' el de senador.

 

Según la normativa, los senadores cobran el mismo sueldo base: 2.813,91 euros al mes. Al margen están las retribuciones por los cargos que ocupan en los diferentes órganos del Senado: ser vocal o portavoz en comisiones se paga a mil euros más y ser presidente de una comisión parlamentaria son casi 1.500 euros más cada mes. Y las indemnizaciones por gastos que no son renunciables y, además, están exentas de tributación. Los senadores de las circunscripciones fuera de madrid cobran 1.822,38 euros/mes a los que hay que añadir los 120 euros/día en viajes en el territorio nacional siempre y cuando sean para su labor como senadores... A estos dos últimos conceptos sí se podría acoger Iglesias.