La Diputación de Salamanca cambió la cubierta de la nave de ganado al no estar "permitida la actual"

El presidente de la institución, Javier Iglesias, reconoce que los techos de uralita "no están permitidos" y las obras había que realizarlas sí o sí. Justifica además el gasto de 172.000 euros con un ahorro en luz en una nave que apenas se utiliza tres semanas cada año.

Las obras de la cubierta de la nava 1 de ganado del recinto ferial de Salamanca tienen nueva justificación y la ha explicado el presidente de la Diputación Javier Iglesias, quien ha defendido, además, el gasto de 172.000 euros argumentando un ahorro en luz.

 

Así, Iglesias ha indicado que las obras en la cubierta de la nave 1 de ganado se han realizado porque "están hechas de un material, uralita, que no está permitido y era un asunto pendiente y vamos a tener un ahorro energético importante ya que se ha dotado a esta instalación de luz natural, no solo usada en Salamaq, también en otros certámenes", sin especificar cuáles, claro.

 

Y es que, esta nave 1 de ganado tiene uso en las cinco jornadas de celebración de Salamaq (más días anteriores de la llegada del ganado) y en dos o tres ferias más relacionadas con el sector del vacuno (charolés y limusín) y durante la feria del Caballo. O lo que es lo mismo, apenas tres semanas de uso al año ya que este recinto no se utiliza para el mercado semanal de los lunes.

 

El gasto total de la Diputación en las obras efectuadas para lavarle la cara al recinto de cara a Salamaq 2015 asciende a casi 360.000 euros para la cubierta de la nave de ganado 1 (172.000 euros), el aparcamiento para los expositores (89.000 euros), además de la climatización de una parte del pabellón central (71.000 euros) con un cambio de tres de los diez aparatos existentes.

 

"También se ha instalado fibra para la transmisión de datos para un mejor control de los accesos y hemos sustituido dos puertas (7.800 euros)", indicó.

 

Salamaq 2015 contará además con 400 metros cuadrados de superficie destinada apara los más 'peques', ubicada a la derecha de la entrada del público general, con monitores que atenderán a los niños que deseen usar este servicio.

Noticias relacionadas