La Diputación de Salamanca aprueba hacerse con el 75% del “peso” de IFESA

Pleno en la Diputación (Foto:F.Rivas)

Con el voto a favor del PP y en contra del PSOE, y después de un tenso debate entre sus representantes

El pleno de la Diputación de Salamanca ha aprobado con el voto a favor del Grupo Popular y en contra del Socialista hacerse con el 75 por ciento del “peso” de la Institución Ferial de Salamanca (IFESA).

 

De esta forma, y a la espera de la aprobación definitiva, IFESA pasará a ser un consorcio con dos miembros, la Diputación de Salamanca (75%) y el Ayuntamiento de Salamanca (25%).

 

En este último caso, el Consistorio de la capital ya aprobó el pasado día 5 de mayo la modificación de estos estatutos.

 

Hasta el momento, tal y como ha recordado el vicepresidente de la Diputación, Carlos García Sierra, el Comité Ejecutivo contaba con seis miembros, uno por cada entidad presente en IFESA y con un voto cada uno.

 

En cuanto a la participación de los gastos, Diputación, Ayuntamiento y Cámara de Comercio e Industria sumaban el75 por ciento. Y el 25 por ciento restante lo añadían Caja Duero (18 por ciento), Confaes (4 por ciento) y Cámara Agraria Provincial (3 por ciento).

 

Ahora, tras la modificación de los estatutos, IFESA será “entidad dependiente” de la Diputación de Salamanca, tal y como ha contemplado la Secretaría General de Coordinación Autonómica y Local, adscrita al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas.

 

 

 

 

GRUPO SOCIALISTA

 

El diputado del Grupo Socialista, Manuel Ambrosio, ha manifestado en el pleno ordinario una postura de su grupo “claramente en contra”.

 

Ambrosio ha criticado que se haya llevado a pleno por la vía de “urgencia” y que se le haya dado a conocer a los socialistas una hora antes.

 

En cuanto a la modificación, ha criticado también que el resto de socios, salvo Ayuntamiento y Diputación “no han tenido oportunidad de negociar nada”.

 

Incluso, ha criticado que las dos administraciones que continuarán hayan dado “un ultimátum” al resto de socios, diciéndoles que “o se aceptaba el cambio o se marchaban del nuevo consorcio”.

 

Según sus palabras, los máximos responsables de las administraciones local y provincial han pretendido dar “un toque de mando” para “deshacerse de socios incómodos”.

 

En este sentido, ha recordado que las discrepancias ya se iniciaron en 2011 cuando el presidente de la Diputación, Javier Iglesias, “anuló” un contrato a una empresa para la promoción de la feria Agromaq de IFESA con un voto de calidad “que no existe en los estatutos”.

 

Sobre este asunto, el vicepresidente de la Diputación, Carlos García Sierra, ha dicho que el cambio de estatutos pretende adaptarse a la normativa que exige el Ministerio de Hacienda.

 

En cuanto al contrato al que se ha referido Manuel Ambrosio, ha señalado que, tras el cambio, “los resultados han sido tan buenos como en años anteriores” y que la Diputación lo ha gestionado “perfectamente” sin necesidad de apoyos externos.

Noticias relacionadas