La Diputación contará a finales de año con una deuda pública de 48 millones

Será un 32% menos que en 2011, según el presidente de la Administración

La Diputación de Salamanca contará a finales de año con una deuda pública de 48,2 millones de euros, un 32 por ciento menos que en enero de 2011, cuando alcanzaba la cifra de 71 millones de euros.

 

Así lo ha detallado el presidente de la Administración provincial, Javier Iglesias, quien ha valorado esta rebaja de las deudas en la institución, que suponen un ahorro en dos años de más de 700.000 euros en el pago de intereses.

 

Iglesias ha hecho balance de los dos años de legislatura que lleva al frente de la Diputación, que se han caracterizado, según sus palabras, por la “cercanía”. En este sentido, ha destacado las visitas a 172 municipios y la recepción de 78 alcaldes para conocer “de primera mano” las necesidades de cada localidad.

 

Asimismo, ha subrayado la “vocación de diálogo” de su grupo, el Popular, para alcanzar acuerdos con los diputados socialistas. Durante el actual mandato se han logrado “importantes” acuerdos con el beneplácito de los integrantes de la oposición en temas como los planes de sequía, empleo y carreteras.

 

Como “tercer pilar” de su mandato, el presidente ha situado “la austeridad, la eficacia y la eficiencia en la gestión pública”, donde ha destacado la “intensa” agenda de reformas para ahorrar por un lado y mantener por el otro “políticas razonablemente importantes”.

 

Igualmente, el máximo responsable de la Administración ha incidido en el interés del equipo de Gobierno por “estar al lado de las personas” y, en esta línea, ha informado de los 20,1 millones destinados al Plan de empleo, ayuda a domicilio, teleasistencia y ayudas de emergencia, entre otros ámbitos.

 

Para finalizar su balance, Javier Iglesias ha recordado los más de 44,6 millones en trasferencias directas aportados a los ayuntamientos de la provincia para “apoyar sus trabajos y la gestión en sus municipios”.