La Diputación asegura que solo se sacrifica a los perros que se encuentran en una situación irreversible

Perro. (Foto. Europa Press)

En el año 2015 se sacrificaron tan solo 11 animales, de los 194 que fueron recogidos por el servicio de recogida de animales en los diferentes pueblos de la provincia. El Cordel de Ciudad Rodrigo hay aún 32 animales a la espera de encontrar un hogar. 

La Diputación de Salamanca, ante la polémica suscitada en las redes sociales por este tema, ha aclarado que en el centro de recogida de animales abandonados de la provincia únicamente se sacrifica a los perros que se encuentran en una situación irreversible y en malas condiciones, por recomendación veterinaria y con el fin de no alargar su sufrimiento.

 

El objetivo prioritario de este servicio es encontrar adoptantes para los animales abandonados y mientras no se produce la adopción, se encuentran en las instalaciones de ‘El Cordel’ en Ciudad Rodrigo en perfectas condiciones higiénicas sanitarias, con los cuidados y atenciones necesarias.

 

En el año 2015 se sacrificaron tan solo 11 animales, de los 194 que fueron recogidos por este servicio en los diferentes pueblos de la provincia.

 

En total, fueron adoptados 83 perros gracias a las gestiones realizadas por el responsable del centro y en colaboración con otras organizaciones. Además, 36 animales fueron recuperados por sus propietarios y otros 32 fallecieron por muerte natural. La diputación  asegura que algunos de los animales llegan al centro con enfermedades incurables, con una edad avanzada o heridos de gravedad, por accidentes o atropellos.

 

Todavía hay 32 perros a la espera de encontrar un hogar

 

En las instalaciones de El Cordel hay aún 32 animales a la espera de encontrar un hogar. A través de este servicio, se facilita la adopción de los animales desparasitados,  con las vacunas en regla y el microchip.

 

El incremento notable de adopciones para la diputación son 4 perros más 

 

Desde que se formalizó esta concesión con El Cordel, la cifra de animales adoptados se ha incrementado notablemente, según la diputación, con respecto a las anteriores empresas y asociaciones que gestionaban el servicio. En 2014, por ejemplo, se adoptaron 79 perros abandonados frente a los 83 de 2015, es decir, el aumento ha sido de 4 perros.

 

 

Noticias relacionadas