La dieta del verano

Consejos para lucir nuestras figuras este verano

El verano es la época del año en la que en más ocasiones exponemos nuestro cuerpo a las miradas de otras personas y, por tanto, también es cuando más nos preocupamos por nuestro aspecto físico. Con la llegada de la nueva temporada todos estamos a la expectativa de cuál puede ser el mejor régimen dietario que debemos seguir para lucir nuestras figuras más fantásticas que nunca y además estar siempre frescos. Nuestra intención es recomendarte algunas soluciones para que tu dieta no signifique un sacrificio, sino un hábito de vida saludable.

- Enfréntate a la dieta sin sentimiento de culpa y descartando actitudes derrotistas que solo conseguirán que veas el hecho de perder peso como una terrible obligación.

- No te impongas metas imposibles, pero tampoco esperes que tu vida vaya a cambiar radicalmente tras la dieta: a veces ponemos demasiadas expectativas en el hecho de adelgazar y, al no cumplirse, dejamos el régimen y terminamos descuidando la alimentación.

- No siguas dietas imposibles, los efectos pueden ser muy negativos: estrés, nervosismo y falta de nutrientes esenciales son algunos de ellos.

En términos generales, sigue estos consejos del nutricionista:

1. Come verduras y frutas, aceite de oliva, leche desnatada y todo tipo de proteínas (magras).

2. Es bueno comer cinco veces al día para que tu cuerpo no guarde las calorías en reserva.

3. Recuerda que el desayuno es la primera comida y, por tanto, la más importante del día, así que es necesario consumir frutas, hidratos de carbono, lípidos, proteínas y azúcar.

4. No olvides las carnes blancas, dentro de las cuales se encuentra el pescado, que es rico en proteínas, económico y muy saludable.

5. Incluye en tu dieta para el verano una copita de vino tinto cada día. Es saludable porque ayuda como anticoagulante y es perfecto para la circulación de la sangre.

 

Ejemplo de dieta sencilla para perder peso

DESAYUNO 20 gr de cereales, zumo de frutas y una tostada de pan integral con tomate, pavo y una cucharada de aceite de oliva.

MEDIA MAÑANA Un yogur desnatado.

COMIDA Carne o pescado a la plancha con guarnición de verduras.

MEDIA TARDE Una pieza de fruta.

CENA Una ensalada completa con una tortilla francesa, carne o pescado.

Este ejemplo de menú es orientativo para que puedas elegir alimentos frescos que te agraden e incorporarlos a esta dieta del verano.

¡Recuerda que la actividad física es fundamental para perder peso de una forma saludable!