La diabetes es una de las principales causas de mortalidad en Castilla y León

Un taller práctico muestra las claves de la individualización del tratamiento con el objetivo de mejorar la atención al paciente

La diabetes se encuentra entre las nueve primeras causas de mortalidad en Castilla y León, en la que más de 224.000 personas mayores de 15 años, un 8,8 por ciento de la población, padece esta enfermedad y de ellas 53.000 están sin diagnosticar, un 2,1 por ciento.


La diabetes mellitus tipo 2 (DM2) se considera un problema de salud pública por su magnitud actual y por el potencial aumento futuro de la enfermedad y de sus graves complicaciones, y su abordaje supone un reto para los profesionales sanitarios implicados en su tratamiento.

Con el objetivo de mejorar la atención y manejo de los pacientes con esta patología, se ha impartido el taller 'Individualización del tratamiento para el paciente con diabetes tipo 2', organizado por la Alianza Boehringer Ingelheim-Lilly en Diabetes. La sesión se ha realizado en el marco de la I edición de las Jornadas Nacionales de Diabetes de Semergen en Salamanca.

Los encargados de impartir el taller han sido los médicos de familia y miembros del Grupo de Trabajo de Diabetes de Semergen, José Mancera, del Centro de salud Ciudad Jardín (Málaga), y Celia Cols, del Área Básica de Salud Martorell Rural (Barcelona).

Ambos destacan que el tratamiento individualizado consiste en marcar un objetivo terapéutico adaptado a cada paciente. Esto pasa por personalizar no sólo el tratamiento farmacológico sino, sobre todo, el plan de dieta y ejercicio según la edad del paciente, su esperanza de vida, los años de evolución de la diabetes y otros factores de riesgo como la presión arterial o el nivel lipídico.

Además, no se pueden dejar de lado las características sociales y culturales del paciente: "No es lo mismo tratar a una persona con diabetes sin complicaciones y que cuenta con un buen apoyo familiar, que a otra con muchas patologías asociadas, que además viva solo y sin apoyo externo", subraya Cols, que recuerda que "los pacientes no son números, sino que son personas por encima de todo".

Ambos expertos coinciden en el papel fundamental del médico de familia en el tratamiento de esta patología, ya que ellos tienen la posibilidad de conocer mejor al paciente y esas características no sólo médicas, sino también sociales.

De hecho, en España son ellos quienes tratan mayoritariamente a los pacientes con DM2, hasta el punto que las consultas de diabetes suponen el 15% del total de visitas en Atención Primaria.

PAPEL PROTAGONISTA DEL PACIENTE

El paciente es quien toma el papel protagonista en la aplicación del tratamiento individualizado, ya que es él quien tiene que colaborar todos los días en el seguimiento de una vida sana y en la correcta administración del tratamiento farmacológico, explican los médicos de familia.

Su motivación es imprescindible, y conseguirla pasa por facilitarle una correcta información y educación diabetológica de modo que el paciente pueda tomar las decisiones adecuadas en todo lo relacionado con su enfermedad. En este sentido, "el papel de la enfermera es primordial en la educación terapéutica del paciente", añade el doctor Mancera.

El taller 'Individualización del tratamiento para el paciente con diabetes tipo 2' se ha dirigido en especial a los médicos de Atención Primaria. El planteamiento es fundamentalmente práctico, con el objetivo de proporcionar habilidades en el manejo de los pacientes con diabetes.

Se basa en la presentación de tres casos clínicos muy habituales en las consultas del médico de familia y en las que hay que tener muy en cuenta las características del paciente: una persona anciana, una con riesgo de hipoglucemia y otra con afectación renal